Arrimadas pide al PSOE y al PP que “no se equivoquen de adversario”

Arrimadas gesticula durante un acto en Sevilla | raúl caro cárdenas (efe)

La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, reclamó ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al presidente del PP, Pablo Casado, que “no se equivoquen de adversarios

La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, reclamó ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al presidente del PP, Pablo Casado, que “no se equivoquen de adversarios” y “no se dediquen a atacar a los demócratas” que, frente a la “ocupación” de los espacios públicos de Cataluña mediante “símbolos políticos” como los lazos amarillos, “piden un espacio público para todos”.
Así, les reclamó que “rectifiquen” y dejen de “culpar” de la controversia a quienes “denuncian” la “ocupación del espacio de todos” con “símbolos políticos”.
Inés Arrimadas visitó ayer Sevilla, con motivo de una reunión con los miembros de Cs que encabezan las candidaturas de la formación naranja en cada una de las provincias andaluzas a las próximas autonómicas.

Fractura social
En ese marco, insistió en la “fractura social provocada” por el nacionalismo catalán en dicha comunidad autónoma, aludiendo de nuevo a la controversia relativa al anudamiento de lazos amarillos en los espacios públicos, en demanda de la liberación de los líderes independentistas y miembros del antiguo gobierno autonómico de Carles Puigdemont actualmente encarcelados por la proceso unilateral de independencia promovido en Cataluña.
A cuenta de ello, la fiscal general del Estado, María José Segarra, manifestaba recientemente que no cree que haya “delito alguno ni en quitar ni en poner” los citados lazos amarillos, toda vez que la propia Arrimadas y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, retiraban personalmente hace pocos días lazos amarillos en una calle del municipio barcelonés de Alella, sumándose así a la actuación de quienes previamente habían optado por retirar los lazos.

Símbolos políticos
Al respecto, Inés Arrimadas se posicionó contra la “ocupación del espacio de todos” y la “inundación” de los espacios públicos con “símbolos políticos” como los lazos amarillos.
“Cuando un gobierno se salta las leyes está rompiendo la convivencia. Cuando un gobierno insulta a más de media Cataluña, está rompiendo la convivencia. Cuando un gobierno da instrucciones desde los altavoces de un ayuntamiento sobre qué es lo que tiene que pensar la gente, está fracturando la sociedad catalana y cuando un gobierno inunda Cataluña de símbolos políticos está rompiendo a la ciudadanía”, dijo aludiendo al Gobierno autonómico que lidera Quim Torra.
Por eso, reclamó a Pablo Casado y Pedro Sánchez “que no se equivoquen de adversarios”, demandándoles “que rectifiquen”, dejen de asumir “las tesis y el marco mental del separatismo” y no se dediquen a “atacar a los demócratas que piden un espacio público para todos los catalanes y defiendan los derechos y libertades de todos los catalanes”. 
En la misma línea, la líder de Ciudadanos en Cataluña exigió expresamente a Pedro Sánchez que “no siga blanqueando a Torra”, porque “estar unos meses más en la Moncloa no vale la pena si el precio a pagar es dejar tirados a millones de catalanes que están sufriendo los abusos del gobierno separatista”. l