Martes 20.11.2018

La ANC lanza un boicot encubierto a las empresas no independentistas

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, presentó ayer la campaña “Consumo estratégico”, que busca fomentar entre la gente el consumo en empresas que “respondan a unos valores de libre mercado, de no injerencia de los poderes políticos y que respeten las decisiones democráticas de los ciudadanos” de Cataluña.

Elisenda Paluzie explica la propuesta de su asociación | quique garcía (efe)
Elisenda Paluzie explica la propuesta de su asociación | quique garcía (efe)


En rueda de prensa, uno de los responsable de la iniciativa, David Fernández, aseguró que no harán listas de buenas y malas empresas, sino que serán la propias compañías que quieren “contribuir a la república catalana” las que se podrán inscribir en la página web “consumestrategic.cat”.

Correa de transmisión
En la misma web también se podrán inscribir consumidores interesados en este tipo de consumo, y la campaña pondrá en contacto a unos y otros: la ANC hará de “correa de transmisión” entre los consumidores y las compañías.
Para inscribirse en la web se pedirá a las empresas que señalen cuestiones como si tienen políticas de responsabilidad social, si tienen políticas activas respeto al medio ambiente, si fomentan la economía circular y si disponen de web en catalán, entre otras cuestiones, y la ANC verificará los datos, explicó.

En el caso de los consumidores, se les pedirá que digan los campos de consumo en que están interesados, y tendrán la posibilidad de marcar por ejemplo si es la banca, el gas, la electricidad, los sindicatos, las patronales y la telefonía, entre otros campos.
Paluzie aseguró que no se trata de “nacionalismo económico” sino de todo lo contrario: de hacer la economía catalana más abierta y menos dependiente de los oligopolios –que considera nocivos–, y aseguró  que el registro de la web está abierto a 
empresas del resto de España e internacionales.
“No solo nos preparamos para la independencia y la facilitamos, sino que ayudamos a que en la economía catalana no haya oligopolios y sea cuanto más diversa mejor”, concluyó.

Argumentos
Paluzie dijo que en octubre de 2017 no hubo la capacidad de hacer efectiva la declaración de independencia que aprobó el Parlament, y esta campaña buscar preparar a la ciudadanía y al tejido empresarial para cuando haya un “nuevo embate democrático” para conseguir una república catalana.


La campaña busca promocionar un cierto tipo de empresas para que la economía catalana esté, a juicio de la ANC, menos dependiente de oligopolios y más preparada para lograr la independencia: “Nos proponemos dar efectividad real a la proclamación de la república”, resumió.

En el marco de la misma campaña, la entidad independentista repartirá a los ciudadanos un folleto para promocionar la iniciativa y con una encuesta para que, según las respuestas que den, la gente pueda saber si su consumo “ayuda a la república catalana” .

Apelar a las instituciones
Paluzie explicó que es una campaña que apela al ámbito privado, es decir, a las empresas y a los consumidores, pero se plantean impulsar una segunda fase de la misma campaña en la que se apele a que la Generalitat y los ayuntamientos también se apunten al “consumo estratégico”.

Por su parte, la diputada del PP en el Parlament Andrea Levy pidió al Govern que “rechace de manera tajante y pública” la campaña anunciada este jueves por la ANC que busca fomentar el consumo en empresas afines al soberanismo.
“Debería ser suspendida de inmediato ya que tiene una voluntad clara de señalar y hostigar a los contrarios a la independencia, lo cual es un claro tic totalitario”, dijo en un comunicado, y comparó la iniciativa con el apartheid.

Por eso la diputada registró ayer sendas preguntas parlamentarias al Govern en que le pide opinar sobre “la creación de una lista de empresas afines a la república”, si cree que facilita la convivencia o agrava las divisiones entre catalanes, y si prevé consecuencias económicas.

Comentarios