viernes 27/11/20

Ocho acusados por tráfico de hachís aceptan los hechos y reducen la pena

La Sección Quinta de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, dictó ayer sentencia (que ha declarado firme) contra ocho acusados de organizar el transporte de 500 kilos de hachís desde Levante a Galicia, y que han reconocido los hechos para beneficiarse de una rebaja sustancial en la petición de pena.

Los acusados, en un momento del juicio, que se celebró en la Audiencia de Pontevedra | SALVADOR SAS
Los acusados, en un momento del juicio, que se celebró en la Audiencia de Pontevedra | SALVADOR SAS

La Sección Quinta de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, dictó ayer sentencia (que ha declarado firme) contra ocho acusados de organizar el transporte de 500 kilos de hachís desde Levante a Galicia, y que han reconocido los hechos para beneficiarse de una rebaja sustancial en la petición de pena.


Así, el tribunal condenó a dos años y tres meses de cárcel, y multa de 450.000 euros al jefe de la organización, Pablo P.H.. También condenó a un año y medio de cárcel y multa de 339.000 euros a Valentín O.M., Rafael Jorge G.S., Zoubida B., y José Javier Q.S.; a José María P.V. y Marco David M.A. los condenó a un año y 8 meses de prisión y al pago de 339.000 euros de multa; y a Ángel Daniel F.L., lo condena a un año y nueve meses de prisión, por ser reincidente, y al pago de la misma multa.

Suspensión en dos casos
La Sala aceptó la suspensión de la condena por dos años en todos los casos, excepto para el cabecilla del grupo, con la condición de que los procesados no delincan en ese período. En el caso de Ángel Daniel, acepta la suspensión de la condena por tres años, y le impone la realización de trabajos en beneficio de la comunidad por un tiempo de siete meses.


Todos ellos fueron condenados por un delito contra la salud pública cometido por una organización criminal, y se ha tenido en cuenta la atenuante de dilaciones indebidas.


Inicialmente, la Fiscalía solicitaba cinco años de prisión y multa de 1,2 millones de euros para Pablo P.H.; y tres años y medio de cárcel y multa de 700.000 euros para el resto, pero el acuerdo de conformidad permitió una rebaja notable en las penas y evitar la celebración del juicio.
Según el escrito de acusación pública, cuyos hechos fueron admitidos por los ocho acusados, Pablo P.H. negoció, junto con su compañera sentimental, Zoubida, la compra de 500 kilos de hachís a un traficante marroquí. Marco David, José María y José Javier recogieron la droga en el exterior de un restaurante en Murcia.


Así, llevaron el hachís en dirección a Galicia en uno de los vehículos, mientras que el resto de coches hacía labores de “lanzadera” para vigilar la posible presencia de agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad. La Policía interceptó los diferentes vehículos y encontró la droga, así como dinero en efectivo.

Comentarios