martes 19/1/21

El PNV gana pero necesitará pactar y Bildu es la segunda fuerza a pesar de Podemos

El PNV volvió a ganar claramente las elecciones al Parlamento vasco con 29 parlamentarios, dos más que en la presente legislatura, seguido de EH Bildu, que logró conservar el segundo puesto, con 17 escaños, cuatro menos que en los anteriores comicios

Andoni Ortuzar e Iñigo Urkullu celebran la victoria de su partido	vincent west
Andoni Ortuzar e Iñigo Urkullu celebran la victoria de su partido vincent west

El PNV volvió a ganar claramente las elecciones al Parlamento vasco con 29 parlamentarios, dos más que en la presente legislatura, seguido de EH Bildu, que logró conservar el segundo puesto, con 17 escaños, cuatro menos que en los anteriores comicios, y Elkarrekin Podemos, que irrumpe en la Cámara autonómica con 11 representantes.
Los socialistas, que hasta ahora contaban con 16 asientos, pierden siete y conservan nueve, mientras el PP se deja un escaño y logra también 9. Ciudadanos no consigue representación.
La formación nacionalista sería también clara vencedora en los tres territorios históricos, revalidaría su primer puesto en Vizcaya y Álava, y en Guipúzcoa superaría en parlamentarios y votos a EH Bildu, que en 2012 empató en asientos con el PNV pero le superó en sufragios.
La victoria del PNV se produce después de que la formación morada le aventajara en escaños y votos en las últimas elecciones generales de junio y en las precedentes, del 20 de diciembre, le superara en papeletas, aunque no en diputados.

irrupción de podemos
La entrada de Elkarrekin Podemos en la contienda electoral, afectó en mayor o menor medida a todas las formaciones que, hasta la fecha, se repartían los 75 escaños de la Cámara autonómica, a excepción del PNV, que incluso ganó representación. El nuevo parlamento contará con el mismo número de grupos (5), al desaparecer UPyD, que no concurría a estos comicios, y no entrar Ciudadanos.
El sistema de elección del lehendakari, que impide el bloqueo político en la sesión de investidura, permitirá a Iñigo Urkullu ser reelegido en segunda vuelta (con mayoría simple) con los únicos votos de su formación. En primera vuelta si le apoya cualquiera del resto de partidos, con los que la suma daría mayoría absoluta.
El lehendakari y candidato del PNV, Iñigo Urkullu, aseguró que trabajará por lograr “un nuevo marco de convivencia, un acuerdo institucional plural entre diferentes” y por un “nuevo pacto con el Estado, de igual a igual”, que suponga “el reconocimiento de la realidad nacional de Euskadi”. Además, destacó que hablará con todas las formaciones para “propiciar acuerdos que doten de estabilidad y fortaleza al Gobierno vasco”.
Urkullu afirmó que “se siente feliz” después de que el PNV haya logrado en estos comicios 29 escaños, dos más que hace cuatro años. La formación consiguió el raspado de 397.664 vascos, lo que supone un 37,65%. De esta forma, obtuvo 12.898 votos más que en las anteriores autonómicas.

necesidad de acuerdos
En todo caso, si Urkullu quiere evitar gobernar en minoría, deberá llegar a acuerdos con otras formaciones para garantizar la estabilidad institucional y sacar adelante leyes como la de Presupuestos. Aunque el PNV conseguiría la mayoría absoluta con cualquiera del resto de formaciones, en los últimos tres años ha mantenido un acuerdo de estabilidad con el PSE-EE, con quien también gobierna en las tres diputaciones vascas y en las capitales de Euskadi.
Con la irrupción de Podemos, los nacionalistas reducen su representación (de 48 a 46 parlamentarios, sumados los votos de PNV y EH Bildu) pero aumenta la de los partidos que defienden el derecho a decidir (57). PSE y PP suman ahora 18 de los 75 asientos.

Comentarios