sábado 28/11/20

Un fondo localizado en un paraíso fiscal anuncia que controla un 1% de Pescanova

El fondo estadounidense Fidelity International Limited, con residencia en un paraíso fiscal (Bermudas), anunció que controla una participación del 1% en Pescanova, y otro de sus accionistas, Luxempart, comunicó que ha vendido 172.890 bonos convertibles.
varios miembros del consejo de pescanova, a su llegada a la reunión efe
varios miembros del consejo de pescanova, a su llegada a la reunión efe

El fondo estadounidense Fidelity International Limited, con residencia en un paraíso fiscal (Bermudas), anunció que controla una participación del 1% en Pescanova, y otro de sus accionistas, Luxempart, comunicó que ha vendido 172.890 bonos convertibles. Fidelity declaró que traspasa el umbral del 1% con la adquisición de 22.888 títulos de la compañía gallega.

Según consta en los registros de la CNMV, el fondo Luxempart, accionista significativo de la empresa gallega con un 5,837%, se ha desprendido de un paquete de bonos convertibles, 172.890 títulos, por el que ha ingresado 4,1 millones de euros, un importe inferior al precio de ejercicio, que sería de 28,92 euros por título. Luxempart, que no desveló el comprador de dichos bonos, mantiene tras la operación un total 414.938 bonos convertibles.

Mientras, once de los doce miembros del consejo de administración de Pescanova, que asistieron, dieron ayer cuenta de la “normalidad” que la empresa mantiene en sus centros fabriles nacionales y en sus operaciones pesqueras y de acuicultura en el extranjero, a la vez que ratificó, por unanimidad, la línea de estructuración de su política financiera. Tras la celebración de un consejo de administración maratoniano, que duró ocho horas, envuelto en una gran expectación y en un aura de hermetismo total, la compañía informó de que analizó “el progreso de los trabajos” para aclarar el desfase entre su contabilidad y las cifras de su deuda bancaria.

Por su parte, los 40 bancos acreedores de Pescanova celebran hoy en Madrid una reunión presencial de urgencia en la sede del Deutsche Bank para analizar la grave crisis de la sociedad y, en teoría, constituir un steering comité o comité director que guíe las pautas a seguir en el futuro. Según “Vozpópuli”, la deuda ronda los 3.000 millones.

comité

Se prevé la asistencia de representantes de al menos 40 entidades. Para formar parte de ese comité, se perfilan el Sabadell, Bankia, Royal Bank of Scotland, La Caixa y el Banco Popular. Otros como BNP, Rabobank o EBN manifestaron su deseo de formar parte del mismo.

La deuda de Pescanova ronda supuestamente los 1.500 millones de euros, pero existe el temor de que haya elevados importes de deuda ocultos en el complejo entramado de sociedades internacionales. Mientras, la CNMV está investigando la existencia de una red de sociedades opacas que no consolidaban en el grupo y que asumían parte de la deuda, según eleconomista.es.

Por otro lado, Pescanova cambió, poco antes de presentar el preconcurso, los órganos de administración de siete de sus filiales para transformar la gestión de estas empresas de un consejo participado por De Sousa Faro o su hijo a un administrador único: Pescanova S.A.

Según publicó el diario “Expansión”, entre las filiales se encuentra Frinova (participada por Sogida, sociedad de capital riesgo de la Xunta), Novapesca Trading, Pescafresca, Pescanova Alimentación, Frivipesca Chapela y Frigodís. Esa modificación puede tener como objetivo limitar la responsabilidad de los consejeros en estas empresas en un posible concurso de acreedores.

Comentarios