martes 1/12/20

UGT reclama que los trabajadores desplazados no sean considerados “mano de obra barata”

UGT, plataforma sindical que preside Pepe Álvarez, cree que el Gobierno debería aclarar su posición respecto a la propuesta de modificación de la directiva sobre desplazamiento de trabajadores en el marco de una prestación de servicios transnacional y sobre la reforma de los reglamentos de coordinación de la Seguridad Social e insistió en que debería defender la situación de estos empleados para que no se contemplen como “mano de obra barata y precaria”.

Pepe Álvarez es el secretario general de UGT | efe
Pepe Álvarez es el secretario general de UGT | efe

UGT, plataforma sindical que preside Pepe Álvarez, cree que el Gobierno debería aclarar su posición respecto a la propuesta de modificación de la directiva sobre desplazamiento de trabajadores en el marco de una prestación de servicios transnacional y sobre la reforma de los reglamentos de coordinación de la Seguridad Social e insistió en que debería defender la situación de estos empleados para que no se contemplen como “mano de obra barata y precaria”.
En los últimos días, varios Estados miembros criticaron la propuesta de modificación de la directiva sobre desplazamiento porque consideran que “sigue manteniendo condiciones de empleo diferentes para los trabajadores desplazados y fija en 24 meses el máximo de desplazamientos”.
También se quejaron de que los límites temporales que establece y una mayor igualdad en la remuneración “restan competitividad a las empresas en los países con condiciones de empleo más bajas”.

Principios
Para UGT, tanto los principios de esta directiva, que datan de 1996, como su propuesta de modificación, “siguen favoreciendo el dumping empresarial”. 
“Son las empresas las que tienen beneficios a costa de que sus trabajadores desplazados en el país de empleo tengan condiciones de trabajo inferiores a las de los compañeros”, afirmó.
Además, recordó que la directiva supuso una quiebra en el principio de libre circulación de trabajadores y la ruptura de la igualdad de trato en materia de condiciones de trabajo y protección social de los trabajadores que ejercen la libre circulación. Asimismo, cree que es preocupante que se considere que dos años es un desplazamiento temporal.
Oposición 
UGT mostró su oposición a que el Gobierno critique aspectos de la modificación de la directiva que tienden a establecer mayores controles y a acercar las remuneraciones de los trabajadores con los del país del empleo.
En esta línea, afirmó que la competitividad de las empresas españolas en el ámbito de la Unión Europea “no puede conseguirse a costa de que los trabajadores desplazados tengan condiciones de trabajo inferiores a las de los países donde tienen el empleo al no beneficiarse en su totalidad de las previsiones del convenio colectivo de aplicación”.
UGT cree que se debe hacer un debate “serio” con interlocutores tanto a nivel europeo como nacional sobre el futuro de libre circulación de trabajadores y la igualdad de derechos. Además, entre los temas a debatir se deben incluir, según el sindicato, tanto la propuesta de directiva como la propuesta de reforma de los reglamentos de coordinación de la Seguridad Social.
Por otro lado, la organización sindical le ha trasladado al Ejecutivo de Mariano Rajoy la necesidad de implementar los controles sobre desplazamientos de trabajadores desde o hacia España. Así, apuesta por establecer el registro electrónico central sobre desplazamiento, ya que sin él “no hay disponibilidad de datos que son imprescindibles para garantizar los derechos y la no existencia de abusos en el desplazamiento”. l

Comentarios