La Unión Europea acepta un "trato especial" a España para rebajar el precio de la luz

Pedro Sánchez y António Costa | EFE

Los líderes de la Unión Europea reconocieron en la cumbre de este viernes que España y Portugal necesitan un "trato especial" para gestionar los elevados precios de la electricidad por su bajo nivel de interconexión eléctrica con el resto del bloque.


"Hemos acordado un trato especial para la Península Ibérica de forma que puedan gestionar esta situación tan específica en la que se encuentran y manejar los precios energéticos", afirmó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, tras una reunión que se prolongó durante casi diez horas.


La política alemana dijo que España y Portugal se encuentran en una situación "muy especial" porque su mix energético tiene una alta proporción de renovables, pero "muy pocas interconexiones" con el resto de países de la Unión.


Los Veintisiete accedieron de esta forma a una de las principales demandas con las que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, llegó a la cita de los jefes de Estado y de Gobierno de la capital comunitaria, en la que se encontró con la oposición de países como Alemania, Países Bajos o los nórdicos.


Sin embargo, España no consiguió que el texto acordado por los Veintisiete autorizase de manera inmediata la introducción de límites en el precio del gas dentro del mercado mayorista, una opción que sigue sobre la mesa pero se valorará más adelante.


En concreto, los líderes de la UE encargan a la Comisión Europea la tarea de investigar si esta medida y otras como facilitar ayudas de estado o la reducción de impuestos contribuirán a "reducir el precio del gas y atajar su efecto contagio, eso sí, "teniendo en cuenta las circunstancias nacionales".


"La Comisión está preparada para evaluar con urgencia la compatibilidad (con las normas europeas) de las medidas de emergencia temporales en el mercado eléctrico notificadas por los Estados miembros", añade a continuación el texto de conclusiones de la cumbre.


Bruselas garantiza, además, que estudiará "con un procedimiento de urgencia" que las medidas reducen los precios en el mercado de la electricidad al contado tanto para empresas como para hogares y que "no afectan a las condiciones comerciales de una forma que sea contraria al interés común".


"Haciendo este análisis, serán tenidas en cuenta la naturaleza temporal de las medidas y el nivel de interconexión con el mercado único de la electricidad", remarca el documento, reforzando de manera velada la necesidad de tener en cuenta la singularidad energética de la Península Ibérica.


La Unión Europea acepta un "trato especial" a España para rebajar el precio de la luz

Te puede interesar