viernes 4/12/20

Toxo se retira después de ocho años y propone a Unai Sordo para liderar CCOO

El secretario general de CCOO, el ferrolano Ignacio Fernández Toxo, anunció que no se presentará a la reelección en el XI Congreso Confederal que el sindicato celebrará a finales de junio

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo	ep
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo ep

El secretario general de CCOO, el ferrolano Ignacio Fernández Toxo, anunció que no se presentará a la reelección en el XI Congreso Confederal que el sindicato celebrará a finales de junio, y propuso al secretario general de CCOO en Euskadi, Unai Sordo, como candidato para sustituirle.

Toxo comunicó su decisión en el Consejo Confederal del sindicato, convocado ayer en sesión extraordinaria en la sede de CCOO-Madrid, informaron fuentes presentes en el consejo.

Nacido en Ferrol en 1952, Toxo fue elegido por primera vez secretario general de CCOO en diciembre de 2008, cuando le arrebató el cargo al entonces dirigente del sindicato, José María Fidalgo, por solo 28 votos de diferencia. En febrero de 2013 fue reelegido para un segundo mandato con el apoyo del 85,6 por ciento de los delegados asistentes al Congreso después de haber conseguido integrar a las distintas corrientes que existían en el sindicato.

En estos últimos cuatro años, el sindicato, con Toxo al frente, ha adelgazado su estructura, con la fusión de distintas federaciones sectoriales, y ha afrontado el escándalo de las tarjetas black de Caja Madrid, en el que se vieron implicados seis de sus miembros, y también ha sido testigo del fin del bipartidismo.

Toxo propuso al secretario general de CCOO de Euskadi, Unai Sordo, como “el mejor candidato” para liderar el sindicato, puesto que cree que es la mejor opción “para pilotar el nuevo tiempo sindical”.

La propuesta de Toxo fue respaldada de forma casi unánime al ser aprobada por 117 votos a favor y 6 abstenciones, que procedían de una parte del sector crítico. No obstante, Toxo recordó que todavía quedan tres meses antes de la celebración del XI Consejo Confederal y que esto no quiere decir que no se puedan presentar más candidaturas.

En CCOO basta un 10 por ciento de las firmas de los delegados para presentar candidaturas a la Secretaría General o a la Comisión Ejecutiva.

“Unai es una persona que yo he propuesto, porque es el vehículo y la propuesta de la inmensa mayoría de las organizaciones del sindicato que creían que es la persona que reúne las mejores condiciones”, subrayó Toxo.

En concreto, Toxo afirmó que Sordo, que es veinte años menor que él, es una persona “conocida” dentro de la organización por su participación en todos los procesos de debate y reflexión del sindicato, y señaló que tiene un “enorme” valor político para la organización que el conjunto haya decidido que este es el candidato del Consejo.

Toxo apuntó que la decisión de no presentarse a la reelección en el XI Congreso Confederal es “una decisión personal, pero no por razones personales”.

Afirmó que la decisión tiene que ver con su idea y forma de entender el sindicato, por el proceso profundo de transformación que este ha vivido y por la necesidad de dar continuidad a políticas de reformas dentro de la organización y para la relación del sindicato con los trabajadores y la sociedad.

Para Toxo, el cambio del sindicato debía iniciarse por “el cambio en la Secretaría General”. “CCOO es una organización que ha operado en estos años en un contexto difícil, duro y de cambio muy marcado por las políticas que se han aplicado a partir del inicio crisis y que cuenta con secuelas muy presentes”, dijo.

Toxo está seguro de que podría haber optado a un tercer mandato, ya que se sentía con fuerzas y se lo habían sugerido la totalidad de las organizaciones a través de sus secretarios generales en los últimos meses, pero afirmó que es consciente de su edad y de que hubiese acabado el tercer mandato con 68 años.

Unai Sordo ocupa desde 2009 el cargo de secretario general de CCOO Euskadi. Nacido el 2 de octubre de 1972 en Barakaldo, es diplomado en Graduado Social por la Universidad del País Vasco y trabajó en el sector de la industria de la madera antes de incorporarse con responsabilidad al sindicato.

Comentarios