martes 1/12/20

Todas las autonomías deben aceptar para prorrogar las ayudas a parados

El Gobierno reclamó a las comunidades que de forma unánime encomienden al Servicio Público de Empleo (SEPE) la competencia de gestionar el Plan Prepara de forma extraordinaria y limitada para poder prorrogarlo

Fátima Báñez, momentos antes de su comparecencia en la Comisión de Empleo | emilio naranjo (efe)
Fátima Báñez, momentos antes de su comparecencia en la Comisión de Empleo | emilio naranjo (efe)

El Gobierno reclamó a las comunidades que de forma unánime encomienden al Servicio Público de Empleo (SEPE) la competencia de gestionar el Plan Prepara de forma extraordinaria y limitada para poder prorrogarlo, mientras diseña junto con los agentes sociales un nuevo marco de protección para las personas desempleadas.
Así lo manifestó la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, durante su intervención ante la Comisión de Empleo del Congreso, a la que acudió para explicar los planes del Ejecutivo para dar continuidad a este plan, caducado desde el 16 de agosto.
La ministra aseguró que su intención con este planteamiento es evitar problemas de gestión y de recursos a las administraciones autonómicas en la puesta en marcha del plan, que además tendrá una implantación durante “un tiempo muy limitado” hasta el diseño del nuevo marco de protección.

Borrador
En este sentido, Báñez aseguró que este mismo martes su departamento remitió un borrador de acuerdo a las administraciones autonómicas para que estas encomienden al SEPE la gestión del programa en una próxima conferencia sectorial, así como el decreto ley por el que el Ejecutivo prorrogaría el plan de ayudas a desempleados de larga duración.
“El Gobierno no va a dejar a nadie atrás. Lo primero para nosotros son las personas, en especial las más vulnerables”, ha aseverado Báñez. “Espero que con la información remitida, las dudas o alegaciones se puedan solventar, y podamos aprobarlo cuanto antes”, dijo la ministra, que rechazó un cambio en las condiciones de acceso. “Sería más engorroso”.
Respecto a las razones por las que el plan no tuvo continuidad antes de caducar este mes de agosto, la ministra se escuchó en la falta de acuerdo entre sindicatos y patronal en sus conversaciones con el Gobierno, y que por esta razón no se prorrogó. Todo ello a pesar de que a finales de julio había redactado un decreto ley listo para su aprobación, “pero la falta de consenso hizo que no viera a la luz”, dijo.
“Pese a la voluntad de acuerdo, no hubo consenso social a la renovación del Plan Prepara, que incorporaba otras mejoras”, aseveró la ministra, que citó mejoras en varios planes de empleo.

Comentarios