miércoles 21/10/20

Los taxis de Madrid tachan de “burla” la propuesta que buscaba finalizar la huelga

El texto recoge que el usuario de un VTC debe estar como mínimo a 300 metros del vehículo para poder contratarlo.

Un grupo de taxistas fueron bloqueados por las fuerzas de seguridad en Madrid | Rodrigo Jiménez (efe)
Un grupo de taxistas fueron bloqueados por las fuerzas de seguridad en Madrid | Rodrigo Jiménez (efe)

Los taxistas de Madrid mantienen la huelga indefinida, que cumple hoy seis días, al considerar “totalmente insuficiente” y una “burla” la propuesta pactada por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital para regular la actividad de los vehículos de alquiler con conductor (VTC).

Después de reunirse con la alcaldesa, Manuela Carmena, el presidente de la Federación Profesional del Taxi, Julio Sanz, afirmó que el borrador de la propuesta “no se parece en nada” a las peticiones del colectivo de taxistas. Según el borrador, de nueve páginas, el usuario de un VTC debe encontrarse a una distancia mínima de 300 metros del vehículo para poder contratarlo, lo que, a juicio de los taxistas, es “una anécdota o una burla”.

No obstante, Sanz dijo que el texto merece “estudio y reflexión” y que la propuesta “no debe ser el fin”, ya que es necesario “seguir trabajando y explorando diferentes opciones”. Los más de mil taxistas que seguían apostados frente al recinto ferial de Madrid (Ifema) mostraron un claro rechazo a la propuesta. Según indicó a los concentrados el portavoz de la Plataforma Caracol, Saúl Crespo, la propuesta supone “reírse” de los taxistas “en su cara”.

Tras la reunión de Carmena con los taxistas, la concejal madrileña de Movilidad, Inés Sabanés, destacó que el documento tiene el objetivo fundamental de “desbloquear” una situación en la que “había líneas rojas y no se avanzaba”. Sabanés expresó la voluntad de seguir trabajando y de recibir las valoraciones, aportaciones y alternativas que ofrezca el sector del taxi. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y la alcaldesa Carmena habían anunciado por la mañana un preacuerdo entre ambas administraciones para regular los VTC mediante una “distancia mínima” en la contratación.

Problemas legales
Ambos explicaron que se ha optado por fijar una distancia y no un tiempo de precontratación, como hará Cataluña, por los problemas legales que implicaría esa alternativa, que podrían suponer “sanciones millonarias”. Por su parte, el presidente de Unauto VTC, Eduardo Martín, exigió a los taxistas que desconvoquen la huelga y “desbloqueen” los accesos a los recintos feriales.

Después de reunirse con la consejera madrileña de Transportes, Rosalía Gonzalo, Martín pidió a los taxistas que sean “más razonables” y que no traten de negociar mediante “coacciones” y “amenazas”, “secuestrando la ciudad e impidiendo la movilidad de todos los ciudadanos”.

La quinta jornada de huelga transcurrió ayer con calma junto a los recintos feriales, punto central de las protestas, y con atascos en el centro de la ciudad, provocados por una marcha lenta de los taxistas. Una caravana salió a primera hora de la mañana del cementerio de la Almudena y atravesó las calles de Alcalá, Goya y Génova, pasando por delante de las sedes de Ciudadanos y del PP.
Además, ocho taxistas (siete hombres y una mujer) comenzaron una huelga de hambre.