miércoles 25/11/20

Sousa presenta una demanda contra Pescanova por despido improcedente

El expresidente de Pescanova Manuel Fernández de Sousa Faro, que presentó su dimisión de ese cargo el pasado 17 de julio –y por el que cobraba casi un millón de euros–, ha presentado una demanda contra Pescanova por despido improcedente, informaron ayer a Efe fuentes cercanas a la compañía.

El expresidente de Pescanova Manuel Fernández de Sousa Faro           efe
El expresidente de Pescanova Manuel Fernández de Sousa Faro efe

El expresidente de Pescanova Manuel Fernández de Sousa Faro, que presentó su dimisión de ese cargo el pasado 17 de julio –y por el que cobraba casi un millón de euros–, ha presentado una demanda contra Pescanova por despido improcedente, informaron ayer a Efe fuentes cercanas a la compañía.
Sousa percibía 989.000 euros por su cargo ejecutivo como presidente, según los datos que figuran en el informe de Gobierno Corporativo del ejercicio 2011, el último disponible, ya que las cuentas y el informe de 2012 no están formulados debido al estallido de la crisis de la pesquera, en concurso de acreedores, que ahora se investiga en la Audiencia Nacional.
Sousa no llegó a un acuerdo la pasada semana en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de Vigo, por lo que ahora se irá a juicio.
Mientras, los autores del informe forense de KPMG sobre Pescanova aseguraron que la pesquera entró en una financiación irregular para suplir la tradicional que le introdujo en una espiral para pagar facturas con otras facturas, hasta que la situación se hizo ingobernable y explotó.
Los autores del informe, Pablo Bernard, Alfonso Bravo y Alberto Reglero ratificaron ayer ante el juez Pablo Ruz en la Audiencia Nacional las conclusiones y el contenido de su informe forense, en el que se revela la existencia de simulaciones de contratos para obtener financiación, facturación falsa y de sociedades instrumentales.
Aseguraron que, aunque no lo pueden precisar, esta estructura estaba diseñada mucho antes de 2007.
Una estructura que, explicaron, estaba ideada por el expresidente de Pescanova y cuatro ejecutores que conocían la magnitud de la situación, como eran los directivos Joaquín Viñas, Antonio Táboas, Alfredo López Uroz y Carlos Turci.
Detallaron que Pescanova entró en una política de financiación a corto plazo porque, con la crisis económica, la de largo no la lograban.
En este sentido, remarcaron que la pesquera realiza una financiación irregular para suplir la tradicional, con la que se introduce en una espiral para pagar una facturas falsas con otras, lo que hace que la situación se haga ingobernable y explote.
Preguntados sobre si BDO podría haber descubierto esta situación, los autores del informe indicaron que, para ello, necesitaría ver los denominados papeles de trabajo con los que operan todas las auditoras y en el que se consignan minuciosamente todos los apuntes de reuniones y análisis.

filiales andaluzas
Por otro lado, el titular del juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra ha decretado la disolución de las tres sedes filiales de la empresa Pescanova en Andalucía, ubicadas en Ayamonte (Huelva) y San Fernando y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), que operaban bajo la denominación de Acuinova. El presidente del comité de empresa de la planta de Ayamonte, Antonio Marín, señaló que el auto que ha redactado el juez admite la petición de Pescanova, “que no se llegó a negociar”, y supone el despido de 17 trabajadores de este centro, mientras que una persona pasa a tener una jornada en oficina de cuatro horas, y a otras cuatro se les mantiene hasta que se liquide completamente la factoría.
Marín señaló que es una decisión que se va a recurrir.

Comentarios