viernes 20.09.2019

Los sindicatos exigirán “recuperar derechos” en un 1 de mayo marcado por las elecciones

La manifestación central de la CIG será en Vigo, mientras que UGT y CCOO celebrarán su acto principal en A Coruña

Manifestación de la CIG el 1 de mayo del año pasado, en Vigo | archivo ec
Manifestación de la CIG el 1 de mayo del año pasado, en Vigo | archivo ec

Los sindicatos exigirán este 1 de mayo, día internacional de los trabajadores, “recuperar derechos” y que las personas vayan “primero” en la elaboración de las políticas públicas. 

La manifestación central de la CIG será en Vigo, mientras que UGT y CCOO celebrarán su acto principal en A Coruña.

En un contexto marcado por el resultado de las elecciones de hoy, las tres organizaciones con mayor representación en la comunidad gallega hicieron un llamamiento a los trabajadores para que se movilicen, tanto hoy como el próximo miércoles, para recordar a todas las fuerzas políticas (con la vista puesta en la formación de gobierno) las reivindicaciones de la clase trabajadora.

Por un lado, el secretario xeral de la CIG, Paulo Carril, apeló a “tomar la iniciativa” y enmarcó la de este 1 de mayo en las “muchas luchas que se están viviendo”, como la del 8 de marzo, el sector de las ambulancias y la sanidad pública, el personal de Alcoa, Ferroatlántica y Poligal, y la defensa de pensiones “dignas”.

“De la capacidad de organizarnos y movilizarnos socialmente, de intensificar la lucha obrera y popular, vendrá la recuperación de los derechos para poder avanzar”, subrayaba este miércoles.

Forzar cambios
En su opinión, es ahí donde la ciudadanía debe “seguir dando respuesta para forzar los cambios necesarios para conquistar políticas alternativas con las que en Galicia haya empleo, salarios y pensiones dignas”.

Carril cargó contra el Gobierno del PSOE, al ver que “no tuvo intención real” de cambiar las políticas del PP y mantuvo el modelo económico y de relaciones laborales “nacido de las reformas laborales” de 2010 y 2012.

Dichas reformas han significado, denunció, “un verdadero golpe de Estado a los derechos laborales, sociales, de la negociación colectiva, de las libertades públicas y del sistema público de pensiones”.

Por eso, estará este Primero de Mayo en la ciudad olívica, donde la central nacionalista reclamará, con una marcha que parte a las 12.00 horas de A Dobrada, “recuperar derechos para avanzar” y “empleo, salarios y pensiones dignas”. Censuró también la actuación del presidente gallego, el popular Alberto Núñez Feijóo, a quien acusa de liderar un Ejecutivo “pasivo, cuando no protagonista, en la aprobación de duras políticas en favor de las multinacionales y de los fondos de inversión, bien sea promoviendo privatizaciones y recortes en los servicios públicos o bien facilitando el expolio de los recursos energéticos y naturales”.

Por su parte, los secretarios xerais de UGT y CCOO, José Antonio Gómez y Ramón Sarmiento, respectivamente, estarán en A Coruña, en donde la marcha partirá a las 12.00 horas de la plaza de A Palloza. “Le recordamos a la clase política que no olvide que los derechos sociales que recoge la Constitución no deben ser papel mojado y que es necesario construir una sociedad más democrática e igualitaria”, subrayó Gómez, el martes en rueda de prensa.

Respuesta contundente
Junto a él, Sarmiento abogó por dar “una respuesta contundente” hoy, para que “no haya otra alternativa de gobierno que no sea la de las fuerzas políticas comprometida con la izquierda” y con las demandas sindicales.

“Queremos escribir nosotros la historia y hacer que pase”, expuso, a preguntas de los periodistas sobre si avalarían un pacto entre PSOE y Ciudadanos. UGT y CCOO pusieron sobre la mesa sus exigencias, por lograr un “empleo de calidad” y la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012.

Además, piden el establecimiento de 1.000 euros al mes como salario mínimo interprofesional para 2020, un plan contra la explotación laboral y el tráfico de seres humanos, una prestación de ingresos mínimos “que les permita salir de la miseria a las decenas de miles de familias sin recursos” y el aumento del gasto en sanidad y educación.

También demandan la derogación de la reforma de pensiones de 2013, un plan de choque por el empleo de calidad, la reforma del estatuto del trabajador autónomo con la mejora de los derechos del colectivo y una reforma fiscal “integral” que suponga el aumento de los ingresos públicos y la tributación de los que tienen mayor capacidad de pago.

Comentarios