martes 20/10/20
COCA-COLA ERE

Sigue paralizada la actividad en la planta de Coca-Cola en Alicante por huelga

Los empleados de la planta de Coca-Cola en Alicante mantienen hoy su octava jornada de huelga indefinida, en la que la actividad de esta embotelladora "sigue paralizada", para exigir la retirada del expediente de regulación de empleo (ERE), según han informado fuentes del comité de empresa.

Empleados de la planta de Coca-Cola en Alicante. EFE/Archivo
Empleados de la planta de Coca-Cola en Alicante. EFE/Archivo

Los empleados de la planta de Coca-Cola en Alicante mantienen hoy su octava jornada de huelga indefinida, en la que la actividad de esta embotelladora "sigue paralizada", para exigir la retirada del expediente de regulación de empleo (ERE), según han informado fuentes del comité de empresa.

El presidente del comité de empresa de la fábrica de Coca-Cola en la capital alicantina, José Vicente Salinas, ha indicado a Efe que la octava jornada de huelga indefinida está transcurriendo "hasta ahora" con "tranquilidad", a la espera de la nueva reunión que celebrará el miércoles y el jueves próximos la dirección de la empresa en Madrid con los representantes de los trabajadores.

"Hoy no nos hemos manifestado, a diferencia de días anteriores, sino que nos hemos concentrado ante la entrada de la fábrica, cuya actividad está paralizada, y en la puerta del distribuidor", ha dicho Salinas, quien ha asegurado que, además, la distribución está "medio bloqueada" en Alicante por la movilización laboral.

La totalidad de la plantilla de la embotelladora alicantina continúa secundado la huelga y seguirá "luchando" para evitar el cierre de está planta, en funcionamiento desde hace medio siglo, ha remarcado.

El embotellador único de Coca-Cola en España y Portugal, Coca-Cola Iberian Partners, plantea un ERE que afecta a 1.253 trabajadores en nuestro país (de ellos 772 despidos y 481 recolocaciones) y que prevé el cierre de cuatro de sus once plantas, entre ellas la de Alicante, donde trabajan 152 empleados.

El expediente de regulación de empleo también afectaría a trabajadores de la factoría de Valencia, según fuentes sindicales.

Fuentes del comité de empresa de la planta de Coca-Cola en Alicante han señalado a Efe que "no ha habido ningún avance" en las negociaciones para que la empresa retire el ERE, a pesar de lo cual esperan que haya "soluciones" a sus demandas.

"El clamor social está haciendo daño a la empresa por su pretensión de llevar a cabo este ERE", cuyo plazo de negociación finaliza el próximo día 21, han dicho algunos de los empleados de la fábrica-embotelladora de la capital alicantina.

Fuentes del comité de empresa de Coca-Cola en Alicante han denunciado de nuevo que la mercantil ha recurrido a empresas ubicadas en Benidorm y Elche, así como a otras "ajenas" a la compañía, para realizar la distribución del producto.

El presidente del comité de empresa de la fábrica-embotelladora de Coca-Cola en la capital alicantina ha destacado el respaldo social que han recibido por parte de las asociaciones de hostelería, de comerciantes y vecinales, al mismo tiempo que ha considerado "positiva" la actitud de algunas instituciones públicas respecto a la demanda de los trabajadores para que no se cierre la planta de Alicante.

"Los políticos deben dejarse de declaraciones y apretar también, porque cualquier tipo de presión procedente de ese ámbito nos puede ayudar también", según fuentes de los trabajadores.

Salinas ha reiterado que el cierre de la factoría alicantina supondría un notable "varapalo" para el ya "deteriorado" tejido industrial de Alicante y, por extensión, "un gravísimo impacto social" en la provincia,

La de Alicante es la única planta de la empresa en España especializada en el embotellamiento del conocido refresco en vidrio, para lo cual se invirtieron en su día tres millones de euros con la finalidad, entre otros cometidos, de formar a su plantilla en esa modalidad de producción, según los trabajadores.

Con el ERE planteado por Iberian Partners, dicha línea de producción especializada, que responde a la demanda de la Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha y Albacete, pasaría a la factoría de Valencia, donde, según fuentes sindicales, menguaría asimismo su plantilla.

De acuerdo con los datos aportados por el comité de empresa, la factoría de Alicante ya sufrió "un plan de reestructuración" en 2011 y produjo el año pasado doce millones de cajas de este refresco (80 millones de litros de bebida), de los cuales la mitad correspondía a embotellamiento en vidrio.

Según los trabajadores y la Fitag-UGT, la de Alicante es la segunda planta de la empresa en rentabilidad y la cuarta en producción de toda España.

Comentarios