viernes 20.09.2019

S&P eleva de estable a positiva la nota de solvencia de Abanca

La decisión implica la posibilidad de una mejora del rating de la entidad financiera en los próximos 12 meses
S&P eleva de estable a positiva 
la nota de solvencia de Abanca

S&P Global ha ratificado la nota de solvencia de Abanca en “BB+”, si bien ha elevado la perspectiva que emite sobre el emisor a largo plazo de estable a positiva, lo que implica la posibilidad de una mejora del rating de la compañía en los próximos 12 meses.

La agencia de calificación explicó que una revisión al alza podría llevarse a cabo en caso de que Abanca mejore “aún más su rentabilidad operativa” y los eleve hasta la niveles de sus pares calificados nacionales.

No obstante, remarcó que la mejora de sus métricas no puede venir en ningún caso de un apetito al riesgo “excesivo”. “Prevemos que el banco seguirá fortaleciendo su rentabilidad sin asumir riesgos indebidos. Además, conserva una capitalización adecuada y un perfil de financiamiento equilibrado”, explicó S&P Global.

Debilitamiento europeo

En este sentido, aunque estima que tendrá lugar un debilitamiento económico en Europa y los tipos de interés se mantendrán en mínimos por más tiempo, el entorno operativo en España seguirá siendo “más favorable que el de otros países de la zona.

“Esto debería respaldar a Abanca a medida que continúa expandiendo su capacidad de generación de ganancias y abordando su pobre eficiencia”, subrayó la calificadora, asegurando que la entidad ha reanudado el crecimiento en segmentos como el de las pymes, que le pueden ofrecer márgenes más altos y rentabilidades más sólidas. A finales de junio de 2019, el total de préstamos corporativos y a pymes de Abanca representaba aproximadamente el 43% del total de la cartera de préstamos, mientras que las hipotecas residenciales representaban aproximadamente el 44%. “Este cambio en el saldo crediticio está permitiendo que el banco cubra mejor su gran base de gastos operativos, con un coste de ingresos que cayó al 83% a finales de 2018 desde más del 100% entre 2014 y 2016. En junio de 2019 mejoró aún más, hasta el 69%, aunque esto se debió en parte a cierta estacionalidad en el lado de los gastos”, precisó.

En definitiva, S&P Global cree que es probable que Abanca mantenga esta tendencia de mejora en los próximos 12 a 18 meses, con lo que calcula el coste de sus ingresos podría caer cerca del 65% para finales de año. Del mismo modo, sus previsiones anticipan una mejora de los ingresos operativos y de las ganancias. l

Comentarios