Miércoles 26.06.2019

R terminó 2016 con 250 millones en ingresos y duplicando sus beneficios

La compañía de telecomunicaciones R cerró el año 2016 con un incremento de sus ingresos del 1,6% al alcanzar los 250,5 millones de euros, mientras que el beneficio neto se situó en los 33,5 millones, frente a los trece logrados en el ejercicio de 2015.

El nuevo director general de la compañía, Alfredo Ramos | quintana
El nuevo director general de la compañía, Alfredo Ramos | quintana

La compañía de telecomunicaciones R cerró el año 2016 con un incremento de sus ingresos del 1,6% al alcanzar los 250,5 millones de euros, mientras que el beneficio neto se situó en los 33,5 millones, frente a los trece logrados en el ejercicio de 2015. Además, el Ebitda –resultado antes de impuestos– se incrementó en un 8% hasta los 117 millones.
Así lo anunció el director general de R, Alfredo Ramos, que mostró su “satisfacción” por los resultados logrados el pasado año, que calificó como “complicado por la proliferación de competencia”. El directivo apuntó al “compromiso con el proyecto y la profesionalidad” como las claves que permitieron a la firma mantenerse como lider en las preferencias de los gallegos.
Según los datos de la dirección, R cerró 2016 con 297.000 clientes (250.000 particulares y 47.000 empresas), lo que supone “afianzar la tensión competitiva”. Para ello, la empresa de telecomunicaciones realizó una inversión total de 46,2 millones de euros en territorio gallego, lo que eleva la aportación histórica, desde el inicio de su actividad, a los 1.200 millones de euros acumulados en inversiones en Galicia. Esta situación sitúa el peso de la compañía gallega en el 40% del grupo de telecomunicaciones que lidera junto a la vasca Euskaltel.
En cuanto a los retos de futuro para este ejercicio, Ramos se marcó como principal la “innovación para tener en cuenta los cambios en los patrones de consumo”. Así, la compañía seguirá trabajando en la flexibilización de sus tarifas, para hacer frente a la rigidez del mercado, y también incrementará la calidad de sus servicios móviles, algo que el pasado 31 de marzo terminó su primera fase con la migración del total de líneas a la nueva red de 4G y 4G+. A partir de ahí, R pretende trabajar para ampliar la capacidad y la cobertura de estas líneas.

Redes y televisión
Además, implementará mejoras y expandirá la red de wifi clientes, que con 130.000 puntos a finales de 2016 ya era la mayor pública de Galicia y acumulaba cinco terabytes de tráfico, aportando un ahorro medio a los clientes de unos seis euros por línea.
En cuanto a internet, Ramos apostó por la mejora de la velocidad y de la capacidad de conexión para “mejorar la experiencia de los clientes”, así como aportar soluciones para las conexiones inalámbricas dentro de hogares y centros de trabajo.
La televisión seguirá contando como referencia con el servicio Rebobina que permite el consumo bajo demanda. Así, Ramos destacó que el 63% de los clientes usan de manera habitual este elemento, que acumula 8.500 horas de productos audiovisuales y 2,5 millones de reproducciones mensuales. Como complemento, antes del verano R pretende incorporar una nueva cabecera con más contenidos y una tienda de aplicaciones de Android TV, instaurando también la grabación en la nube. Además, R se incorpora a la domótica con el servicio 3OllosR para controlar lo que ocurre en casas y negocios. 
Para implementar estas novedades, la compañía pretende incrementar su plantilla –de 190 empleados en la actualidad– con catorce incorporaciones que apostarán por “el talento joven de Galicia” con perfiles muy variados y de índole técnica. l

Comentarios