sábado 5/12/20

El principal sindicato de Francia pide que no se retrase la edad de jubilación

El CFDT está dispuesto a hacer una pausa si el Gobierno de Macron se abre a negociar.
Las protestas se sucedieron en Francia durante toda esta semana, y se han convocado más para mañana | AEC
Las protestas se sucedieron en Francia durante toda esta semana, y se han convocado más para mañana | AEC

El CFDT, el sindicato más importante de Francia, a través de su número uno, Laurent Berger, pidió al Gobierno de Macron que retire el retraso de la edad de jubilación de su proyecto de reforma de las pensiones, al tiempo que solicitó una tregua de las huelgas y los paros durante las vacaciones de Navidad. “Es muy sencillo: para que la CFDT cambie su visión del proyecto de ley, el Gobierno debe aceptar retirar la edad de equilibrio. Es todo”, señaló el sindicalista en una entrevista en el semanario “Le Journal du Dimanche”.  Berger responde así a los llamamientos al diálogo enviados por el Gobierno de Francia.

En su condición de líder el sindicato reformista, mayoritario en el sector privado pero no en el de los transportes públicos, Berger es favorable a otros de los puntos del proyecto gubernamental, como el fin de los regímenes especiales, lo que le enfrenta a la CGT.

Pero la inclusión en el plan gubernamental de los 64 años como edad mínima para cobrar el total de la pensión le llevó a sumarse al resto de las centrales sindicales para la convocatoria de huelga y manifestaciones en todo el país de mañana martes, día 17.

“Es profundamente injusto pedir a quienes han nacido en 1960 y que deben jubilarse en 2022, que trabajen más tiempo”, dijo Berger.

Varios miembros del Gobierno indicaron que la edad de 64 años para cobrar la pensión completa es “negociable”, lo que puede abrir un vía de diálogo con los sindicatos, pero aunque no dé marcha atrás, el sindicalista se mostró favorable a interrumpir las huelgas y los paros en los transportes durante las celebraciones de Navidad. “No hagamos que paguen los usuarios. Hay que salir del bloqueo”, añadió Laurent Berger.

En este sentido, el Gobierno de Francia estaría intentando encontrar puntos de negociación con los sindicatos para poder desactivar la huelga contra su proyecto de reforma de las pensiones que mantiene parcialmente paralizado al país, sobre todo los transportes públicos de las grandes ciudades de Francia.

La secretaria de Estado de Economía, Agnès Pannier-Runacher, sostiene que son numerosos los puntos de su reforma sobre los que se puede negociar, en particular la bautizada como “edad de equilibrio” para la jubilación, fijada por el Gobierno en 64 años, apuntando a que “esa edad de 64 años “es negociable, es solo una propuesta y nuestra puerta está abierta”, señaló Pannier-Runacher en la televisión “BFMTV”.

Ronda
Ese podría ser el eje con el que el Ejecutivo pueda entrar en contacto con los sindicatos, al menos con los más reformistas, como la CFDT. Más complejo parece el diálogo con otros, como la CGT, que no se conforma con retirar ese punto de la reforma y exige la supresión completa de la misma.

Este sindicato, mayoritario en el sector de los transportes públicos, defiende los regímenes especiales que tienen esos trabajadores, que el Gobierno quiere igualar con el resto de los empleados.

El primer ministro, Edouard Philippe, marcó un calendario de negociaciones con los sindicatos esta semana, pero parece poco probable que obtenga avances antes de mañana, cuando están convocadas manifestaciones en todo el país a petición de la totalidad de las centrales obreras.

Comentarios