lunes 21/9/20

El presidente de la patronal gallega cree que “es hora de subir salarios”

El nuevo presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antón Arias, aseguró que “es hora de subir salarios” porque es necesario revertir la “economía anémica” de la actualidad y que la sociedad recupere “poder adquisitivo”.

Antón Arias llama a reunir a los interlocutores sociales y “no poner límites” a la negociación colectiva	ep
Antón Arias llama a reunir a los interlocutores sociales y “no poner límites” a la negociación colectiva ep

El nuevo presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antón Arias, aseguró que “es hora de subir salarios” porque es necesario revertir la “economía anémica” de la actualidad y que la sociedad recupere “poder adquisitivo”.
En una entrevista, Arias defendió que “hay margen” para afrontar una subida salarial, una “reflexión interna” que debe “ponerse encima de la mesa con los interlocutores sociales”.
“En la negociación colectiva no solo se habla de salarios, también hay propuestas de mejoras sociales del mundo laboral. No podemos tener una economía anémica por falta de consumo”, manifestó el líder de la CEG.
Asimismo, el recién escogido presidente de la patronal gallega criticó la reforma laboral llevada a cabo tras la llegada de Mariano Rajoy a la Presidencia del Gobierno. “Es un modelo fracasado, desde mi punto de vista, porque tenemos una precariedad elevadísima, no somos capaces de generar empleo de calidad”, censuró. En esta línea, Arias incidió en que “el abaratamiento del despido” no es, en su opinión, una “prioridad”, por lo que llamó a reunir a los interlocutores sociales y “no poner límites” a la negociación colectiva.
En cuanto a la situación interna de la patronal gallega, Arias, que se estrenó en el cargo el pasado viernes –fue la única candidatura presentada– realizó un llamamiento a la “unidad” dentro de la organización de los empresarios gallegos para salvar la entidad. “Si no nos podemos poner en serio con esta tarea, esto tiene muy mal futuro”, apostilló.
Y es que Arias cree que la CEG estaba frente a la “última oportunidad” para su supervivencia y que, de no haberse aprovechado, la entidad podría haber desaparecido “por inviabilidad económica” o “por saturación de los propios miembros” de la patronal “después de un período muy largo”. En relación a ello, para Arias, la situación económica de la Confederación puede “salvarse en poco tiempo” gracias al “plan estratégico y a la firma de una hipoteca sobre la sede social de la entidad”.
El pasado viernes, Arias lanzó dos compromisos para su mandato. El primero, que dimitirá y abrirá paso a un nuevo presidente y a “una nueva CEG” en caso de que consiga el objetivo de superar las dificultades económicas y cambiar los estatutos para evitar futuros conflictos internos en la institución. El segundo es su renuncia a la vicepresidencia de la confederación de empresarios coruñeses. 
Para su presidencia, aspira a contar con el apoyo del comité ejecutivo y de la junta directiva, porque, sin ellos, según subrayó, “es imposible” alcanzar las metas que se propone.
Sobre los plazos que se fija para sus retos, insistió en que “va a depender de todos”. No obstante, resaltó que quiere que sea “cuanto antes”.
Arias reiteró que la demanda sobre una partida relativa a la red Pexga de oficinas en el exterior “no tiene por qué entorpecer” las relaciones con la Xunta y, de hecho, abogó por renovarla, pero “negociando unas condiciones que sean no solo beneficiosas” para la confederación, “sino un marco que permita el desarrollo del programas”. n

Comentarios