viernes 25/9/20

Los precios en Galicia suben cinco décimas en diciembre y el IPC cierra el año en el 1,6%

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,5% en diciembre en Galicia en relación con el mes anterior, según los datos hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística, con lo que la comunidad cierra el año con el índice en el 1,6%.

El IPC finalizó el año pasado en niveles de 2013	archivo ec
El IPC finalizó el año pasado en niveles de 2013 archivo ec

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,5% en diciembre en Galicia en relación con el mes anterior, según los datos hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística, con lo que la comunidad cierra el año con el índice en el 1,6%.
A nivel nacional, el IPC subió un 0,6% en diciembre respecto al mes anterior y elevó nueve décimas su tasa interanual, hasta el 1,6%, cuarta tasa positiva consecutiva y su nivel más alto desde junio de 2013 (1,8%), como consecuencia del encarecimiento de los carburantes o la electricidad.
En variación mensual, diciembre en comparación con noviembre, los precios subieron en todos los indicadores excepto en vestido y calzado, que disminuyeron un 2,2%, y en menaje, con una caída del 0,1%.
Por su parte, se incrementaron particularmente en ocio y cultura (2,7 por ciento), en transporte (1,8%), en vivienda (1,6%), en bebidas alcohólicas (0,4 por ciento) y en alimentos y bebidas no acohólicas (0,3%).
Mientras, el IPC interanual registró descensos en Galicia únicamente en menaje (-0,5%). Del lado contrario, los precios, influenciados por las alzas de los carburantes, crecieron un 4,7% en el grupo del transporte, un 3,3% las comunicaciones, un 1,6% la enseñanza, un 1,4% la medicina y un 1,3% los precios de hoteles, cafés y restaurantes.
En el conjunto del Estado, la tasa definitiva de IPC de diciembre es una décima superior a la avanzada inicialmente (1,5%), confirmándose de este modo la gran subida que dieron los precios en el último mes del año, como consecuencia del encarecimiento de las gasolinas, de la electricidad, del gasóleo para calefacción, del gas, de los viajes organizados y de algunos alimentos, como las legumbres y las hortalizas. Así, el IPC interanual finalizó el año 2016 por encima del incremento salarial pactado en convenio (1,06%) y del aumento que experimentaron las pensiones (0,25%), con las consiguientes pérdidas de poder adquisitivo. 
El IPC interanual arrancó el ejercicio pasado en tasas negativas, marcando una tasa del -0,3% en enero. Durante ocho meses registró tasas negativas hasta que en septiembre volvió a terreno positivo, con una tasa del 0,2%. En el último trimestre, el IPC creció 1,4 puntos, y finalizó 2016 en niveles de 2013, más acordes con la evolución habitual de los precios en España. n

Comentarios