lunes 26/10/20

El Popular estudiará las peticiones de los trabajadores para reducir las bajas

La dirección del Banco Popular y los sindicatos celebraron ayer una reunión acerca del recorte de plantilla que la entidad prevé realizar, en la que los representantes de los trabajadores reclamaron medidas para minimizar el impacto del plan.
 

La disminución de la plantilla afectará sobre todo a las sucursales con menor rentabilidad	archivo ec
La disminución de la plantilla afectará sobre todo a las sucursales con menor rentabilidad archivo ec

La dirección del Banco Popular y los sindicatos celebraron ayer una reunión acerca del recorte de plantilla que la entidad prevé realizar, en la que los representantes de los trabajadores reclamaron medidas para minimizar el impacto del plan.
En concreto, los sindicatos pidieron que se reduzcan las bajas al máximo, que se potencien medidas de prejubilación y que se fomente la voluntariedad en el proceso de salida de los empleados afectados.
El Popular, que acudió a la reunión con el objetivo de escuchar a los sindicatos, les transmitió que estudiará las peticiones planteadas. Además, les emplazó a celebrar un nuevo encuentro el próximo miércoles.
El banco anunció este martes que el proceso de reestructuración dentro de su plan de optimización de los recursos afectará a entre 2.900 y 3.000 empleados, lo que supone hasta el 20% de la plantilla. Además, la entidad prevé reducir su red de oficinas en un 14%. 
El Popular contaba a junio de este año con una plantilla de 14.935 trabajadores, de los que cerca de 1.700 son empleados con 59 años o más, así como con 2.093 oficinas.
En principio, la disminución de la plantilla afectará sobre todo a las sucursales con menor rentabilidad por empleado y además limitará los días de apertura en localidades de menor tamaño. El Popular también prevé potenciar la operativa multicanal y la transformación digital.  
En el encuentro, las organizaciones sindicales trasladaron que rechazan las 2.900-3.000 bajas en las que, según critican, “está enrocada” la dirección, que supondrían entre 435 y 450 salidas en Galicia, ya que la empresa ha determinado que esta comunidad asuma un 15% del ajuste.
El responsable de sector financiero de UGT en Galicia, Javier Castro, resumió  la cita como “una reunión más”, tras la que reprobó que siguen “sin información”. “La exposición verbal y la visualización óptica en cuatro gráficos no nos parece suficiente para ver si es tan objetivo este tema del ERE”, censuró.
En este sentido, interpretó que el banco está “cerrado en banda” con el dato de 2.900-3.000 salidas, y ante esto los sindicatos comunicaron unánimemente su rechazo. 
“Nuestro número es cero, y si tiene que haber algún número, que sea solo vía prejubilaciones”, manifestó este portavoz, posicionándose también “en una postura de máximos”.
En la comunidad gallega, según las cifras aportadas por los representantes de los trabajadores, unas 250 personas podrían optar a la prejubilación, al tener más de 59 años –unas 160 en el Banco Popular y unas 90 en el Pastor–.

Comentarios