Pontevedra pide un candidato a la CEG que sea “empresario en activo”

El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), Jorge Cebreiros, reclamó ayer que la persona que aspire a la presidencia de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) sea un “empresario en activo”

Pontevedra pide un candidato a la CEG que sea “empresario en activo”
El presidente de los empresarios de Pontevedra, Jorge Cebreiros | aec
El presidente de los empresarios de Pontevedra, Jorge Cebreiros | aec

El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), Jorge Cebreiros, reclamó ayer que la persona que aspire a la presidencia de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) sea un “empresario en activo” y, si los tuviera, renuncie a otros cargos para dedicarle el “cien por cien” del tiempo a dirigir la patronal gallega.
Así lo manifestó en un desayuno, en el que hizo balance de actividad de la CEP durante 2017 y repasó los retos de 2018. Jorge Cebreiros reclamó que el candidato o candidata a la CEG sea una persona que conozca la realidad empresarial: “No queremos experimentos, como la gente a la que no le importa subir salarios porque no tiene que pagar nóminas”.
También pidió que tenga total dedicación a la organización y que, si los tuviera, renunciase a otros cargos. Según señaló, la CEP no va a apoyar a nadie que pretenda “simultanear la presidencia de la CEG con una provincial o sectorial”, porque la persona que se haga cargo de la patronal gallega deberá emprender “una tarea de gigantes” para “coser” distintas sensibilidades o territorios. Además, el presidente de la CEP, quien expresó que “ojalá sea una mujer” la próxima presidenta de la CEG, insistió en que el candidato o candidata debe ser “de consenso”. “Ya se demostró que sin candidato de consenso el proceso está abocado al fracaso”, dijo
Cebreiros hizo balance de la actividad de la organización en 2017, en el que la Confederación trabajó en los ámbitos de la visibilización, formación, negociación, proyectos innovadores, y cooperación luso-galaica.

“Desnunión”
En ese balance, Cebreiros dio por zanjado el “tiempo muy duro de desunión” que padeció la patronal pontevedresa a raíz del conflicto generado en las últimas elecciones a la dirección de la Confederación. Según subrayó, el último año ha estado caracterizado por la “unanimidad” y la unión.
Asimismo, planteó los principales retos y demandas de la clase empresarial para 2018, que pasan por mantener la reclamación de mejores infraestructuras (AVE directo por Cerdedo, inversiones en las autovías, coordinación de puertos); la rebaja de las cotizaciones sociales para “estimular la contratación” y valorar el aumento de salarios; adecuación al mercado global; o la consecución de un plan de financiación autonómico “equitativo”.
Con respecto a los salarios, Cebreiros expresó que, si bien el crecimiento de la economía es positivo (“ligeramente mejor en Galicia”), no se dan las condiciones para atender a una subida generalizada de los salarios. Según señaló, esa medida debería estar condicionada por la situación de los diferentes territorios, sectores e incluso por la situación singular de cada empresa.
También manifestó su “preocupación” por “el incremento de la conflictividad laboral en el sector público” que, a su juicio, “se puede contagiar al sector privado”.
Por otra parte, Cebreiros volvió a insistir en la necesidad de que los grandes empresarios de la provincia de Pontevedra “den la cara” y se posicionen “en primera fila” para apoyar las reivindicaciones de la CEP. l