miércoles 2/12/20

Pescanova realizó ajustes para ocultar pérdidas superiores a los mil millones

La dirección del grupo Pescanova, con su presidente Manuel Fernández de Sousa Faro al frente, realizó ajustes contables para no registrar pérdidas superiores a los 1.016,85 millones de euros

la audiencia nacional ha admitido cuatro querellas de accionistas de pescanova contra la firma          archivo ec
la audiencia nacional ha admitido cuatro querellas de accionistas de pescanova contra la firma archivo ec

La dirección del grupo Pescanova, con su presidente Manuel Fernández de Sousa Faro al frente, realizó ajustes contables para no registrar pérdidas superiores a los 1.016,85 millones de euros, entre los años 2010 y 2012, y otros 436,79 millones de pérdidas no registradas anteriores a 2010.
Así lo indica el informe forense de la auditora KPMG al que ha tenido acceso Efe, y que detalla que para ello la dirección de Pescanova se sirvió de toda una red instrumental de sociedades cuya única finalidad era la emisión de facturas carentes de realidad mercantil, para poder descontar efectos.
Según el informe, Pescanova obtuvo financiación bancaria a través de operaciones de créditos documentarios mediante sociedades del grupo sin que detrás existiera una operativa real de importación-exportación de mercancía, y por tanto tampoco documentación de embarque y aduana que fuera aportada a las entidades financieras.
Según KPMG, Pescanova realizó distintas operaciones para no registrar en sus cuentas de 2010 unas pérdidas de 208,50 millones, mientras que declaraba unos beneficios de 36,29 millones.
En el caso de 2011, las pérdidas no registradas ascendían a 240,79 millones, frente a unos beneficios declarados de 50,14 millones.
Las cuentas de 2012 –cuya no formulación desencadenó que la crisis de Pescanova se hiciera patente con su declaración de insolvencia– arrojan unas pérdidas detectadas por KPMG y no registradas por Pescanova de 567,55 millones, frente a unas pérdidas de 20,37 millones.

imagen real
KPMG explica en su informe que Pescanova presentó unos estados financieros consolidados que no reflejaban la imagen real del grupo, al menos desde 2009, es decir, que el resultado neto de Pescanova durante esos años presentaba una cuantía significativa de pérdidas en contraposición con el resultado positivo que comunicaba a sus accionistas y al mercado.
En relación al consejo de administración de la empresa pesquera, KPMG asegura que no ha encontrado evidencias que pongan de manifiesto que esta operativa irregular o la presentación adulterada de las cuentas fuera conocida en ningún momento por alguno de sus miembros distintos al presidente, ni por la comisión de auditoría.
Al mismo tiempo, indica que tampoco ha encontrado evidencias de que BDO Auditores pusiera de manifiesto dichas irregularidades o que fuera conocedor de alguna de las operativas analizadas en el informe, por lo que no expresa opinión ni conclusión alguna sobre el trabajo realizado por esta compañía que auditó las cuentas de Pescanova durante once años.
La Audiencia Nacional ha admitido a trámite cuatro querellas presentadas por accionistas de Pescanova contra la compañía, algunos de sus directivos y accionistas, entre ellos su presidente.
Además, la Comisión Nacional del Mercado de Valores anunció que adoptará medidas para depurar responsabilidades por incumplimiento de la normativa respecto a la veracidad de la información de los estados financieros aportada por una empresa cotizada como era el caso de Pescanova.

Comentarios