martes 07.07.2020

Pescanova celebra su consejo para presentar al límite del plazo sus cuentas a la CNMV

Pescanova celebra hoy un consejo de administración extraordinario, reclamado por algunos de sus accionistas, y en el que el consejo debe presentar el cierre del ejercicio de 2012. Estas cuenta servirán para concretar las pérdidas de la empresa y su plazo de entrega a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se cumple mañana.

vista de la sede principal de la compañía de transformación de pescado en chapela	efe
vista de la sede principal de la compañía de transformación de pescado en chapela efe

Pescanova celebra hoy un consejo de administración extraordinario, reclamado por algunos de sus accionistas, y en el que el consejo debe presentar el cierre del ejercicio de 2012. Estas cuenta servirán para concretar las pérdidas de la empresa y su plazo de entrega a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se cumple mañana.

Fuentes cercanas a la compañía, precisaron a Efe que los consejeros más críticos con la gestión y con la que consideran falta de transparencia con la que se llevó la empresa gallega reclamaron también los datos económicos de la situación actual tras un mes de preconcurso de acreedores.

Pescanova anunció a la CNMV que había un desfase entre el pasivo que le reclamaban las entidades financieras y el que tenía contabilizado, pero no precisó la cuantía.

La reunión de hoy se celebra  cuando la compañía cumple un mes desde que solicitó el preconcurso de acreedores, con una deuda que se estima que alcance los 2.500 millones de euros, es decir, unos 1.000 millones de euros por encima de lo que figura en el pasivo auditado.

venta de activos  

Pescanova presentó el preconcurso tras anunciar que no formularía sus cuentas anuales de 2012. La empresa condicionó  esta entrega a concretar la venta de ciertos activos del área de cultivo del salmón en Chile, una operación que por lo que se sabe hasta el momento aún no se ha cerrado. La compañía también esperaba que se produjera una renegociación de la deuda a través del inicio del preconcurso.

Dicho procedimiento es una posibilidad que contempla la Ley Concursal por el que permite a una empresa reconocer ante un juez su situación de insolvencia y contar con un máximo de cuatro meses para pactar un acuerdo de reestructuración de deuda con los bancos que le evite declararse en concurso.

Por su parte, la banca acreedora se mantiene a la espera de la reunión, en la que se espera que la consultora KPMG clarifique el mapa completo de la deuda bancaria para poder iniciar los contactos formales con el fin de renegociarla.

Las entidades financieras se han mostrado dispuestas a que la firma continúe con su actividad, incluso con la concesión de un crédito urgente de 50 millones de euros con el fin de que no haya demoras en sus pagos, aunque es posible que las necesidades de la firma en este sentido sean más elevadas.

La concesión de este nuevo préstamo se enmarca dentro del compromiso de la banca de mantener las líneas de financiación a la compañía, tanto a su matriz como a sus filiales, y que siga con su actividad mientras dura la renegociación de su deuda.

Comentarios