miércoles 23/9/20

El Parlamento gallego reclama a Banco Santander que mantenga la marca Pastor

Los cuatro grupos políticos con representación parlamentaria en Galicia respaldaron una proposición no de ley para reclamar que Santander, nuevo propietario de Banco Popular, mantenga la “condición jurídica de filial integrada dentro del grupo bancario” de Pastor.

La Cámara gallega también solicita una investigación de las últimas ampliaciones de capital | javier alborés
La Cámara gallega también solicita una investigación de las últimas ampliaciones de capital | javier alborés

Los cuatro grupos políticos con representación parlamentaria en Galicia respaldaron una proposición no de ley para reclamar que Santander, nuevo propietario de Banco Popular, mantenga la “condición jurídica de filial integrada dentro del grupo bancario” de Pastor y solicitar a los órganos de supervisión una investigación de las últimas ampliaciones de capital y emisiones de acciones.
La proposición no de ley impulsada por En Marea fue negociada sobre una enmienda del PPdeG y recibió el respaldo unánime también del PSdeG y del BNG. 
El texto final, además de instar a la Xunta a defender la supervivencia de la marca Pastor, también apuesta por manifestar la solidaridad con los trabajadores de ese banco, su fundación y las numerosas empresas auxiliares, así como con los afectados por la extinción de Popular, con la clientela y con el accionariado.
Las cuatro fuerzas políticas también apuestan por la investigación de las últimas ampliaciones de capital y emisiones de acciones para determinar si los suscriptores contaron con información “clara, nítida y precisa” para sus inversiones. Asimismo, pretenden que se solicite a la dirección de Banco Santander la compensación de las pérdidas sufridas por los pequeños accionistas de Pastor, con una “especial consideración” con quienes accedieron a la última ampliación de capital, de manera que “puedan recuperar su inversión”.

Empleo y crédito
La Cámara gallega quiere buscar “el menor impacto posible” tanto sobre el empleo como sobre la concesión de crédito e invita a que los “ajustes” que haya que hacer sean “con el mayor acuerdo posible y defendiendo los intereses de los trabajadores en el campo de las competencias que tiene la Xunta”. Otro de los puntos del acuerdo parlamentario reclama que el nuevo propietario de Pastor mantenga los compromisos que en su momento adquirió Banco Popular con la Fundación Barrié para que pueda seguir con su labor social y cultural “con recursos suficientes”.
El diputado de En Marea, Antón Sánchez, que fue el encargado de defender la proposición no de ley impulsada por su grupo, invitó a reflexionar acerca de “qué está fallando en los mecanismos de supervisión y en la protección” de los pequeños inversores, que “fallan una y otra vez”. 
A juicio de En Marea, de la compra de Banco Popular por Santander por un solo euro se derivan “tres urgencias”: proteger el empleo después del “ajuste de personal muy grande” que ya se había practicado, preservar la actividad de la obra social de la Fundación Barrié y aclarar si hubo “engaños” a los pequeños accionistas. Antón Sánchez se refirió a ellos como “hipotéticos estafados” y apuntó que cree que “hay indicios” de que sí lo fueron.
Por su parte, el portavoz parlamentario del PPdeG Pedro Puy, explicó la enmienda promovida por su partido y se refirió a un acuerdo aprobado en el Ayuntamiento de A Coruña. Además, apeló a llegar a un acuerdo también en el Parlamento autonómico entre las diversas fuerzas, dado que comparten “una serie de preocupaciones”. l

Comentarios