miércoles 2/12/20

Oysho abre una tienda de 500 metros cuadrados en el centro de Barcelona

La cadena de lencería, baño y ropa deportiva Oysho, perteneciente al grupo Inditex, ha abierto una nueva tienda insignia en el Portal de l’Ángel de Barcelona, en el local de la emblemática Mercería Santa Ana, con una superficie de venta de 500 metros cuadrados distribuidos en dos plantas.

El establecimiento mantiene parte de la arquitectura original de la antigua mercería
El establecimiento mantiene parte de la arquitectura original de la antigua mercería

La cadena de lencería, baño y ropa deportiva Oysho, perteneciente al grupo Inditex, ha abierto una nueva tienda insignia en el Portal de l’Ángel de Barcelona, en el local de la emblemática Mercería Santa Ana, con una superficie de venta de 500 metros cuadrados distribuidos en dos plantas.
La tecnología toma protagonismo en la nueva “flagship store” de Oysho con un nuevo concepto de compra e incorpora nuevas modalidades de pago que facilitan la experiencia omnicanal, integrando así las tiendas físicas con el mundo online..
Oysho fusiona el auto-servicio con la venta asistida y permite elegir la opción más cómoda para cada comprador. Todo el personal dispone de un dispositivo electrónico que acompaña al cliente durante su proceso de compra, desde la elección del producto hasta el momento de pago que puede realizarse en cualquier punto de la tienda.
La otra novedad que incorpora la tienda es un área de auto-cobro, donde los clientes pueden tramitar su compra de forma autónoma, mediante un lector de código de barras y un mecanismo para quitar la alarma a las prendas. Además, en el caso de no encontrar el producto deseado, existe la posibilidad de pedirlo online y recibirlo en casa o en la tienda en un plazo de 24 a 48 horas.
Wifi 
Todo el espacio del recinto cuenta con Wi-fi libre y una especial zona lounge con dispositivo de carga de móviles. La tienda completa su decoración con varios “videowalls” y pantallas donde se proyectan las últimas editoriales de Oysho.
A nivel arquitectónico el establecimiento, situado en plena zona comercial de la ciudad condal, combina su tradicional esencia con parte de la arquitectura original de la antigua mercería, manteniendo ciertos detalles como la barandilla de la escalera, los arcos o el lucernario de la primera planta.
Oysho apuesta por un ambiente cálido a partir del uso de materiales como la madera y el metal, combinándolo con nuevo mobiliario y convirtiéndolo en el espacio perfecto para exponer todas las líneas de las que dispone la marca: lencería, pijamas, homewear, baño, beachwear, deporte, calzado y accesorios.
Oysho está presente en 54 países, llegando a las 675 tiendas y en 33 países con su tienda online www.oysho.com.

Comentarios