sábado 04.04.2020

La morosidad de la banca se mantiene estable y registra el nivel de hace tres años y medio

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas se estancó en el 10,12 por ciento en el mes de enero, con lo que se mantiene en niveles mínimos registrados hace tres años y medio, según los datos provisionales hechos públicos ayer por el Banco de España.
 

El presidente del BCE, Mario Draghi	Yves Herman
El presidente del BCE, Mario Draghi Yves Herman

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas se estancó en el 10,12 por ciento en el mes de enero, con lo que se mantiene en niveles mínimos registrados hace tres años y medio, según los datos provisionales hechos públicos ayer por el Banco de España.
Esta tasa incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito. La cifra total de créditos dudosos cayó en enero hasta los 133.422 millones de euros, 905 millones menos que a cierre de 2015. 
En un año, los dudosos se redujeron en 38.302 millones de euros. Así, la morosidad de la banca se recortó en 3,48 puntos porcentuales respecto al máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se situó en el 13,6%. La caída de la morosidad se produjo pese a que el crédito global del sector volvió a descender en enero. En concreto, se redujo un leve 0,64%, hasta situarse en los 1,318 billones. En términos interanuales, el crédito global bajó un 3,66%.
Sin incluir los datos metodológicos, la ratio de morosidad se colocaría en el 10,32%, puesto que el saldo de crédito caería hasta los 1,291 billones. Pese a todo, las entidades financieras aún mantienen sus provisiones prácticamente en el mismo nivel que el mes anterior, en los 79.508 millones de euros. En diciembre de 2015, este colchón se situaba en 79.525 millones.
El analista de XTB Jaime Díez explicó que si bien el dato de morosidad registrado en el mes de enero es positivo, “todavía está lejos de los niveles más bajos alcanzados en los mínimos previos a la crisis”. 
“A pesar de las facilidades monetarias ofrecidas por el Banco Central Europeo, recientemente incrementadas en la reunión de este mes, la oferta crediticia o bien no encuentra la demanda necesaria o bien es una oferta excesivamente rígida y temerosa que no aprovecha las políticas expansivas para incrementar sus carteras de créditos”, afirmó.

Comentarios