sábado 06.06.2020

La morosidad de la banca cae al 9,39% en julio y alcanza su menor nivel en cuatro años

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y a empresas bajó al 9,39% en el mes de julio, con lo que profundizó hasta niveles mínimos desde junio de 2012.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde	archivo ec
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde archivo ec

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y a empresas bajó al 9,39% en el mes de julio, con lo que profundizó hasta niveles mínimos desde junio de 2012, cuando se situó en el 9,42%, según los datos provisionales hechos públicos ayer por el Banco de España.
Esta cifra incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que desde enero de 2014 han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito.
La cifra total de créditos dudosos cayó en julio hasta los 120.827 millones de euros, 1.681 millones menos que el mes anterior, con lo que se situó en su menor nivel desde mayo de 2011. La tasa de morosidad encadena cinco meses consecutivos por debajo del umbral del 10%. Así, la morosidad de la banca se redujo en 4,21 puntos porcentuales respecto al máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6 por ciento.
La caída de la morosidad se ha acentuado ante el descenso en el crédito global del sector, que se redujo un 0,85% respecto al mismo mes de 2015. En concreto, cayó en 11.030 millones, hasta los 1,286 billones.
La tendencia de reducción del crédito se profundizó en términos interanuales, al desplomarse un 4,3 por ciento.
Sin incluir los datos metodológicos, la ratio de morosidad se colocaría en el 9,59%, puesto que el saldo de crédito se reduciría hasta los 1,260 billones al excluirse el crédito de a las EFC.
En línea con la morosidad, las entidades financieras mantuvieron casi sin variación sus provisiones respecto al mes anterior en los 71.332 millones. Un año antes, este colchón se situaba en 88.633 millones.
El analista de XTB Carlos Fernández advirtió de que la reducción del crédito total deja patente los “temores” de las entidades bancarias a la hora de canalizar dinero hacia las familias y empresas. “A pesar de los esfuerzos que realiza el Banco Central Europeo (BCE) para reactivar el crédito, sigue sin trasladarse a la economía real”, argumentó, al recordar que el BCE sigue aplicando una política expansiva que se traduce en tipos al 0% y compra de deuda tanto pública como privada. Para el analista de XTB, las dudas de los bancos para relanzar el crédito surgen ante la búsqueda de sanear sus balances y la incertidumbre por el crecimiento de cara al próximo año.
“La menor concesión de crédito sigue dejando claro que no se puede dar por cerrada la crisis económica, a pesar de los mejores datos de crecimiento”, subrayó Fernández.

Comentarios