Montoro confirma rebajas en el IRPF para los pensionistas en edad “muy avanzada”

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, confirmó ayer que el Gobierno trabaja para incluir en los Presupuestos de 2018 una deducción en cuota en el IRPF para reconocer los “costes inherentes”

Montoro confirma rebajas en el IRPF para los pensionistas en edad “muy avanzada”

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, confirmó ayer que el Gobierno trabaja para incluir en los Presupuestos de 2018 una deducción en cuota en el IRPF para reconocer los “costes inherentes” cuando las personas alcanzan una edad “muy avanzada”, como los referidos a la discapacidad, y anunció que dará un “tratamiento financiero adecuado” al Tercer Sector en las nuevas cuentas públicas y aprobará el desarrollo reglamentario de la Ley de Contratación del Sector Público.

Montoro señaló que el Gobierno está trabajando en incentivos fiscales para los pensionistas, con la finalidad de incluirlos en los Presupuestos de 2018, que espera aprobar antes de Semana Santa.
Montoro explicó que la “idea” del Ejecutivo es aprobar una deducción en el IRPF para reconocer que cuando una persona alcanza una edad “muy avanzada” hay unos “costes inherentes” a la misma, al haber unos costes por dependencia mayores. “Esa es la idea que también llevaremos próximamente a la ley del IRPF”; precisó. Así, Montoro detalló que trabaja en una deducción en cuota por edad en el IRPF para los mayores, si bien no aclaró a partir de qué edad.

El titular de Hacienda, que recordó que el IRPF ya contempla deducciones en la cuota por discapacidad o por tener
personas a cargo con discapacidad, ya adelantó esta medida en noviembre, cuando anunció que la rebaja del IRPF prevista para 2018 y pactada con Ciudadanos incluiría a contribuyentes “con cierta edad” como un reconocimiento a modo de “prima fiscal”. Asimismo, Montoro explicó que el Gobierno está promoviendo una habilitación legal para que, al igual que en el año pasado los ayuntamientos pudieron utilizar a través de los Presupuestos parte de su superávit en inversión financieramente sostenible, puedan ahora llevarla adelante ante la falta de unas nuevas cuentas públicas.
Tras reunirse el lunes con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, Abel Caballero, en la que los ayuntamientos pidieron poder usar el superávit de 5.000 millones de las administraciones locales, Montoro indicó que el objetivo es conseguir que el concepto de “inversión financieramente sostenible” sea “más amplia” del aplicado en ejercicios anteriores y pueda contemplar algunas compras de bienes relacionados con seguridad ciudadana, prestación de servicios públicos fundamentales para calidad, bienestar ciudadanos y servicios sociales en determinados ámbitos.
Sobre la reestructuración de la deuda autonómica, Montoro detalló que se está empezando a abordar y reiteró que no tiene sentido que el Estado se financie de aquí a futuro a través de la amortización del principal de la deuda o con intereses que vienen de la deuda contraída con el propio Estado.
Por ello, el Ejecutivo pretende eliminar “progresivamente” los mecanismos excepcionales de financiación, como el Plan de pago a proveedores o el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), y entonces reestructurar la deuda y negociar los plazos de vencimiento y los tipos de interés de esa deuda frente al Estado.