domingo 20.10.2019

Miles de personas protestan en Vigo contra el “atraco” salarial de Citroen

Unas 2.000 personas se manifestaron ayer en Vigo contra el “atraco” salarial en la fábrica de PSA Peugeot Citroen, tal y como califican los sindicatos convocantes, CIG y CUT, los ajustes salariales aprobados por la dirección de la planta con el respaldo de SIT-FSI, mayoritario en el comité de empresa.

Los manifestantes denuncian en las calles de Vigo los ajustes aprobados por Citroen	salvador sas
Los manifestantes denuncian en las calles de Vigo los ajustes aprobados por Citroen salvador sas

Unas 2.000 personas se manifestaron ayer en Vigo contra el “atraco” salarial en la fábrica de PSA Peugeot Citroen, tal y como califican los sindicatos convocantes, CIG y CUT, los ajustes salariales aprobados por la dirección de la planta con el respaldo de SIT-FSI, mayoritario en el comité de empresa.
Tras una pancarta en la que se podía leer “no al atraco salarial. Trabajadores de Citroen”, la manifestación discurrió desde la plaza de América hasta la calle Olímpicos, frente a la fábrica de Balaídos, donde los participantes en la misma proclamaron: “Manos arriba, esto es un atraco”.
La acción de protesta transcurrió sin ningún tipo de incidente y estuvo desprovista de toda insignia, bandera o cartel alusivo a afiliación alguna.
Según Vítor Mariño, de la CUT, hubo representación de todas las centrales que conforman el comité de empresa, incluidos afiliados del SIT, que tiene a 20 de los 33 miembros del mismo.

revuelta
Mariño señaló que en la fábrica de Citroen de Vigo hay “una revuelta” contra este sindicato por haber apoyado las medidas de ajuste vinculadas al encargo de la construcción de las nuevas furgonetas de la multinacional francesa (proyecto K9) “sin escuchar la voz” de “la mayoría” de la plantilla. “Veinte delegados del comité no pueden condicionar el futuro de 6.000” trabajadores de la fábrica de Balaídos, aseveró.
Lo que proponen los sindicatos CUT y CIG es que se celebre un referéndum para que todos los trabajadores voten “libre y democráticamente” si apoyan los ajustes salariales.
El delegado de CIG Manuel Domínguez subrayó que la dirección “pretende vender a bombo y platillo” que el proyecto de ajustes salariales “fue aprobado por la mayoría de los trabajadores, cuando no es cierto”.
“No se puede decir que los trabajadores avalaron un documento que va a precarizar los salarios” y que “nos va a llevar a unas condiciones de trabajo muy deterioradas”, proclamó Domínguez. El portavoz del sindicato nacionalista no aclaró si apoyaría la convocatoria de una huelga. “Lo que vaya a pasar, veremos”, se limitó a decir.
Por otro lado, el Ayuntamiento de Vigo ha puesto en marcha un proyecto de colaboración con la factoría viguesa de Citroen que permitirá crear en la fábrica de Balaídos sesenta nuevos empleos con fondos municipales por valor de 300.000 euros.
A este acuerdo con Citroen se suman además las ayudas municipales para la creación de empresas de 2014, mediante las cuales se destinarán 150.000 euros a la creación de un total de 135 puestos de trabajo en empresas de la ciudad.
En este plan de subvenciones se incluyen compañías dedicadas a restauración, hostelería, comercio o consultoría; abarcando prácticamente toda la gama del ámbito de los servicios de la ciudad.
El pasado jueves, el director de la planta viguesa, Yann Martin, aseguró que tiene “plena confianza” en que la multinacional francesa construirá sus nuevas furgonetas (K9) en la fábrica de Balaídos tras remitir a París una nueva propuesta de industrialización que cumple los objetivos económicos planteados.
Martin también hizo hincapié en que el K9 “representa el futuro” de la planta, de ahí que sea “tan importante” el plan de ajustes laborales.

Comentarios