sábado 28/11/20

La banca acreedora de Pescanova crea un comité para renegociar su deuda

Los representantes de más de 40 entidades financieras acreedoras de Pescanova han constituido hoy un comité de dirección que será el encargado de estudiar la situación de la compañía, y así, encontrar una solución acerca de cómo afrontar la reestructuración de su deuda.
Junta general de accionistas de Pescanova. Archivo  ec
Junta general de accionistas de Pescanova. Archivo ec

Los representantes de más de 40 entidades financieras acreedoras de Pescanova han constituido hoy un comité de dirección que será el encargado de estudiar la situación de la compañía, y así, encontrar una solución acerca de cómo afrontar la reestructuración de su deuda.
Fuentes del mercado han explicado hoy a Efe que el citado comité de dirección estará formado por representantes de La Caixa, Banco Sabadell, Banco Popular, Bankia, NCG, Royal Bank of Scotland y Deutsche Bank, entidad en cuya sede se ha celebrado la reunión.
Tras su constitución, la próxima semana se celebrará la primera reunión de la comisión que deberá asignar a un asesor legal y financiero, y reunirse con la compañía para estudiar su situación e intentar renegociar su deuda.
Además, la compañía gallega, que está en preconcurso de acreedores y con su cotización suspendida cautelarmente desde el pasado martes día 12, debe aclarar el desfase que existe entre su contabilidad y las cifras de su deuda bancaria, que es lo que le reclaman sus acreedores.
Pescanova se ha comprometido a comunicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el "importe de esas discrepancias" en cuanto lo sepa.
Por su parte, el regulador bursátil ya adelantó el lunes la apertura de una investigación sobre los "posibles indicios" de comportamientos de "abuso de mercado por parte de la compañía, sus administradores o terceras personas".
En concreto, el regulador investiga si hubo abuso de mercado en determinadas operaciones de compraventa de acciones de la compañía y ha pedido sus cuentas de 2012, tras haber comprobado ya los datos referidos a la renegociación de su deuda, aspecto clave en el periodo que el procedimiento del preconcurso de acreedores otorga antes de que la empresa tenga que declararse insolvente.
La compañía debía afrontar este año el vencimiento de una deuda por importe de 203,36 millones de euros con entidades de crédito, obligaciones y deudas no comerciales. EFE crb-mtd/prb

Comentarios