viernes 23/10/20

Grecia y sus socios europeos buscan salir de un laberinto tanto político como económico

A poco más de dos semanas del fin del rescate griego, Grecia y sus socios europeos se preparan para varias reuniones clave en las que tratarán de encontrar una salida a una situación laberíntica en lo económico y en lo político.

Tsipras (d) y su ministro de Interior, Nikos Vutsis, durante la sesión parlamentaria ayer en Atenas	efe
Tsipras (d) y su ministro de Interior, Nikos Vutsis, durante la sesión parlamentaria ayer en Atenas efe

A poco más de dos semanas del fin del rescate griego, Grecia y sus socios europeos se preparan para varias reuniones clave en las que tratarán de encontrar una salida a una situación laberíntica en lo económico y en lo político.
Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona mantenían ayer una reunión extraordinaria, el primer encuentro del nuevo titular heleno, Yanis Varufakis, con todos sus socios del euro, tras las dos semanas de cruce de declaraciones y movimientos estratégicos que han seguido a la victoria de la coalición de izquierdas Syriza en las elecciones griegas.
Nadie esperaba un acuerdo de esta reunión, en la que Varufakis tendrá la oportunidad de presentar a sus socios sus propuestas, tal como explicó el lunes el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en una intervención en una televisión holandesa.
La misma Comisión Europea (CE) se mostró poco optimista sobre una salida airosa de ese punto muerto y la portavoz Mina Andreeva admitió que sus “expectativas de llegar a un acuerdo hoy (por ayer) o en la Cumbre Europea del jueves son bajas”. Dijsselbloem apeló a la moderación y advirtió de que las “amenazas no ayudan” para lograr un acercamiento que permita cerrar el actual rescate a Grecia y acordar los pasos posteriores.
Para ello, sus socios exigen a Grecia que cumpla con las reformas aún pendientes, de las que varias son consideradas inaceptables por el nuevo Gobierno heleno. Además, Atenas pide un programa financiero “puente” que asegure que el país puede afrontar sus pagos los próximos meses hasta lograr un acuerdo definitivo, y un mayor margen para financiarse y suavizar los ajustes fiscales, mientras que la cuestión de la deuda ha quedado por el momento relegada.

Comentarios