sábado 28/11/20

González-Robatto deja el Popular para liderar el proyecto de Nueva Pescanova

Jacobo González-Robatto se desvinculará este mes de sus responsabilidades en el Banco Popular, una vez finalizado el proceso de reestructuración del equipo directivo de Nueva Pescanova y constituido el nuevo consejo de administración.

El presidente de Nueva Pescanova, Jacobo González-Robatto                 ep
El presidente de Nueva Pescanova, Jacobo González-Robatto ep

Jacobo González-Robatto se desvinculará este mes de sus responsabilidades en el Banco Popular, una vez finalizado el proceso de reestructuración del equipo directivo de Nueva Pescanova y constituido el nuevo consejo de administración.
Su labor como presidente al frente de la multinacional pesquera gallega le exigirá una alta dedicación, tras un largo proceso en el que, gracias al papel de los bancos del G-7, se ha logrado evitar la liquidación de dicha multinacional.
Robatto –junto a Ignacio González, ex consejero delegado de Campofrío, y que ejercerá el mismo cargo en Pescanova– liderará el crecimiento del grupo pesquero desde una posición de independencia, con el objetivo de consolidar la empresa a nivel internacional, contando con el Popular como uno de los accionistas de referencia.
El presidente del Popular, Ángel Ron, agradeció a Jacobo González-Robatto su excelente trabajo y contribución al grupo desde su incorporación en el año 2009 como director general Corporativo y de Finanzas y, desde 2014, como presidente del Consejo Asesor Internacional de la entidad, deseándole todo el éxito posible en sus nuevas responsabilidades.
Por otro lado, Ernst & Young (EY), el auditor de Pescanova, avisó de que la continuidad de la actividad de la multinacional pesquera dependerá de la capacidad de Nueva Pescanova para hacer frente a sus obligaciones, según hizo constar en los párrafos de énfasis de su auditoría que remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El auditor informó el jueves de que denegaba dar su opinión sobre las cuentas de la pesquera al no encontrarse auditada su participación en Nueva Pescanova, ya que las cuentas correspondientes al ejercicio 2015 de esta última no están auditadas.

incertidumbre
En concreto, subrayó que esta situación muestra la “existencia de una incertidumbre” que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la multinacional para continuar como empresa en funcionamiento.
El auditor indicó en sus párrafos de énfasis que los pasivos adicionales a los registrados al 30 de noviembre de 2015 que pudieran surgir como consecuencia de riesgos fiscales y otras contingencias que traigan causa en hechos anteriores a la segunda segregación serían asumidos en última instancia por Nueva Pescanova, mediante la generación de un crédito recíproco.
A fecha de la formulación de sus cuentas anuales, Pescanova no disponía de las cuentas anuales auditadas del ejercicio 2015 de Nueva Pescanova, motivo por el que la multinacional pesquera no pudo presentar evidencia de auditoría sobre la valoración de su participación en la nueva compañía.
Esa circunstancia determinó que el auditor de Pescanova haya denegado a dar su opinión sobre las cuentas anuales de la compañía. Tan pronto como la empresa tenga acceso a las cuentas anuales auditadas del ejercicio 2015 de Nueva Pescanova, reformulará sus propias cuentas anuales de ese ejercicio, lo que dará lugar a la emisión de un nuevo informe de auditoría.

Comentarios