domingo 29/11/20

El Gobierno propone que los trabajadores parciales cobren la pensión con 7,5 años cotizados

El Gobierno ha propuesto que los trabajadores a tiempo parcial tengan derecho a percibir la pensión mínima si cotizan 7,5 años, la mitad de los 15 años que exige la legislación actual.

la ministra de empleo, fátima báñez	efe/ballesteros
la ministra de empleo, fátima báñez efe/ballesteros

El Gobierno ha propuesto que los trabajadores a tiempo parcial tengan derecho a percibir la pensión mínima si cotizan 7,5 años, la mitad de los 15 años que exige la legislación actual.
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, presentó ayer esta propuesta en el Pacto de Toledo del Congreso.
El Tribunal Constitucional declaró inconstitucional la regulación de la protección social de estos empleados porque “lesiona” el derecho a la igualdad y es “discriminatoria” por razón de sexo. De los 2,3 millones de empleados que hay a tiempo parcial, “la mayoría” son mujeres, según los datos que maneja el Ejecutivo. Lo que se plantea es reducir el período mínimo de cotización de tal forma que ya no será de 15 años cuando el trabajador tiene cotizaciones por jornadas a tiempo parcial.
El período mínimo de cotización exigido se ajustará al coeficiente de parcialidad que acrediten a lo largo de toda la vida laboral estos trabajadores con respecto a la de tiempo completo. Así, Empleo puso como ejemplo que si un trabajador tuviera un coeficiente de parcialidad del 50% (su jornada laboral fuera la mitad de la completa) el período mínimo de cotización que tendría que acreditar para la jubilación no sería de 15 años sino de 7,5 años.
Incluso podrían ser menos en función del coeficiente de parcialidad. En cuanto al cálculo de la base reguladora, Empleo plantea el mismo que hay ahora, es decir, el promedio de las bases de cotización del interesado correspondiente a los 16 años (en 2013) inmediatamente anteriores al hecho causante. A esta base reguladora se le aplica un tanto por ciento en función de los años cotizados que dará como resultado la cuantía de la pensión.
Se partirá del período mínimo de cotización del trabajador al que se le aplicará un 50% sobre su base reguladora.
A partir de ese período mínimo, todo el tiempo que lo supere incrementará ese porcentaje en función de la escala general de la jubilación ordinaria.
Si se implantaran estas novedades el 40% de las personas que no podrían haber alcanzado una pensión con la anterior fórmula ahora lo podrían hacer, dijo el secretario de Estado. Para Tomás Burgos, esta “necesaria proporcionalidad” podría trasladarse a los complementos a mínimos de las pensiones, de los que dijo que constituyen una “expresión de la solidaridad”, pero que deben “guardar equilibrio” con el esfuerzo realizado y no ser una “puerta de atrás” para obtener beneficios desproporcionados.
El secretario de Estado precisó que está abierto al consenso con los agentes sociales y que hay “muchas posibilidades” de lograrlo. No obstante, rechazó que se aplique el principio de un día trabajado a tiempo parcial compute como un día cotizado completo o que quien ha trabajado por 200 o 300 euros pueda esperar una pensión de 600 euros.

Comentarios