miércoles 21/10/20

La Generalitat propone un alza de 200 euros para los trabajadores de Eulen

Eulen, la empresa encargada del control de seguridad en el Aeropuerto de Barcelona, aceptó una propuesta presentada por la Generalitat para desencallar el conflicto en El Prat, un documento que el comité ve “insuficiente” pero que aún así someterá mañana a votación en la asamblea de trabajadores.

El Gobierno catalán también propone la incorporación de un quinto vigilante en cada filtro de seguridad | quique garcía (efe)
El Gobierno catalán también propone la incorporación de un quinto vigilante en cada filtro de seguridad | quique garcía (efe)

Eulen, la empresa encargada del control de seguridad en el Aeropuerto de Barcelona, aceptó una propuesta presentada por la Generalitat para desencallar el conflicto en El Prat, un documento que el comité ve “insuficiente” pero que aún así someterá mañana a votación en la asamblea de trabajadores.
La Generalitat, como mediadora en el conflicto, trasladó ayer a las partes una propuesta con mejoras laborales y salariales que prevé, entre otras medidas, un aumento de hasta 200 euros mensuales por trabajador y la incorporación de un quinto vigilante en cada filtro de seguridad.
Eulen ya anunció que asume esta propuesta con el objetivo de solucionar “lo antes posible” la situación de conflictividad en El Prat, a pesar de estar “muy por encima” de lo que considera “admisible”. La propuesta del departamento de Trabajo supone un incremento salarial medio del 11,5%: del 17,83% para los trabajadores de nueva contratación y del 8,28% para los antiguos.

“Desproporcionada”
Eulen, que hasta ahora ofrecía a los empleados un incremento máximo de 155 euros al mes, acepta esta propuesta, aunque remarca que es “desproporcionada”.
La empresa también acepta otras propuestas que tendrá que acordar con el comité y que suponen la incorporación de nuevo personal. 
El portavoz del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, afirmó que el planteamiento de la Generalitat es “insuficiente”, al plantear un incremento salarial de “poco más de la mitad” de los 350 euros que reclaman los trabajadores.
Giménez sí valoró la propuesta de incremento de personal, que supone un aumento de 25 vigilantes de sustitución y un trabajador más en cada puesto de control.
El comité trasladará el documento a la asamblea de trabajadores que se celebrará mañana, en el Aeropuerto de Barcelona, porque es el único órgano “soberano para tomar una decisión”. Si la asamblea aceptara la propuesta de la Generalitat, el comité desconvocaría los paros parciales previstos para el viernes y el domingo, y la huelga indefinida a partir del lunes 14. Entre tanto, las aglomeraciones se repitieron ayer en El Prat, con colas en los filtros de seguridad que fueron especialmente importantes por la mañana, con tiempos de espera de hasta una hora, a pesar de que hasta el viernes no hay convocados nuevos paros parciales.
El síndic de Greuges (defensor del pueblo en Cataluña), Rafael Ribó, abrió una investigación de oficio para determinar si el conflicto ha vulnerado los derechos de los viajeros y valorar las actuaciones de las administraciones implicadas.
El síndic de Greuges explicó que quiere “averiguar la responsabilidad del Gobierno español respecto a la posible mala administración y afectación de derechos”, ya que se trata de un conflicto laboral relacionado con un servicio público.
El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, criticó a Aena por “atornillar” en exceso a las empresas subcontratadas, como Eulen, con contratos “sumamente bajistas”, y acusó al gestor aeroportuario de anteponer los intereses de los accionistas a los del sector turístico. Precisamente, el director de Aena, Javier Marín, reveló ayer que Eulen presentó una oferta inferior en cerca del 2% a la presentada por Prosegur para hacerse con la gestión de los contratos de seguridad en el Aeropuerto de El Prat. l

Comentarios