miércoles 28/10/20

Los gallegos tienen que trabajar un total de 368 días para pagar la deuda pública de 2017

España tardará 18 años en reducir su ratio sobre el PIB al 60%, desde el 99,8% registrado en el segundo trimestre

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante un debate en el pleno del Congreso | archivo ec

Los habitantes de Galicia tendrían que trabajar un total  de 368 días para amortizar la deuda pública total de 2017  Por encima están los ciudadanos de Castilla-La Mancha, que tendrían que trabajar 482 días, mientras que a los extremeños les costaría un total de 477 días.

Según el observatorio de deuda de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) de octubre, los trabajadores de la Comunidad Valenciana tendrían que destinar 450 días para abonar la deuda pública, seguidos por Andalucía, con 444.

Además de estas comunidades, se sitúan por encima del año laboral las siguientes autonomías: Murcia (436), Cantabria (384), Canarias (378), Asturias (374) y Galicia (368). En el caso de la deuda regional, Galicia es la sexta comunidad donde menos días de trabajo se necesitan por habitante para amortizar la deuda de la autonomía, con 69 –la misma cantidad que Asturias–.

En promedio, los habitantes de una comunidad necesitarían destinar 89 días de trabajo para amortizar la totalidad de la deuda. Las comunidades en las que menos días se necesitan son Madrid (52) y País Vasco (53).

En el otro extremo, los que más precisan son la Comunidad Valenciana (152), Castilla-La Mancha (134) y Cataluña (128).

Previsión

La AIReF pronostica una senda “levemente decreciente” de la ratio de deuda sobre PIB en España, de forma que se rebajará el 60 por ciento del PIB para el conjunto de las administraciones públicas en 2035, dos años antes que en su anterior cálculo.

Así augura que España tardará 18 años en reducir su ratio de deuda sobre el PIB al 60%, desde el 99,8% del PIB registrado en el segundo trimestre de este año.

En concreto, la deuda para el conjunto de las administraciones públicas alcanzó los 1.137.850 millones de euros en el segundo trimestre, el equivalente al 99,8% del PIB, dos décimas menos que en el anterior trimestre, según los datos publicados por el Banco de España, así como la actualización de los datos por parte del INE.

En el segundo trimestre, el conjunto formado por la Administración Central y los Fondos de la Seguridad Social alcanzó una ratio de deuda del 71,9% del PIB (819.530 millones de euros), 0,5 puntos porcentuales por debajo del último trimestre.

Para el conjunto de las comunidades, la ratio de deuda superó, por primera vez, el 25% del PIB español (285.900 millones de euros), mientras que para el subsector de corporaciones locales no se experimentaron cambios sustanciales, manteniéndose la ratio en torno al 2,8% del PIB (32.410 millones de euros). En las corporaciones locales se dio un aumento de la deuda neta de depósitos bancarios del 1% del PIB debido en parte a que casi la mitad de los importantes saldos primarios registrados por el subsector están siendo utilizados para incrementar los depósitos bancarios, en vez de amortizar deuda. Desde finales de 2012, los depósitos de las corporaciones locales se han casi duplicado en términos del PIB, superando los 20.000 millones de euros. En el medio plazo, todos los subsectores contribuirían a disminuir la ratio de deuda en los próximos cuatro años, siendo el principal responsable el subsector Administración Central y Fondos de la Seguridad Social y, en menor medida, las comunidades.

Según la Airef, “en el medio plazo (horizonte 2020) un incremento en la prima de riesgo de 200 puntos básicos implicaría un aumento en la carga de la deuda de unos 15.000 millones, llegando a suponer en 2030 una diferencia de 17 puntos porcentuales en la ratio de deuda PIB, con respecto a la senda neutral”.

Comentarios