sábado 31/10/20

Galicia aceleró su crecimiento hasta casi el 4% a finales del año pasado

Galicia registró un crecimiento del 3,7% a finales de 2016, según el indicador Abanca Foro de Coyuntura Económica, que muestra una aceleración en el último trimestre del año.

La producción de automóviles presentó un comportamiento “menos activo”	archivo ec
La producción de automóviles presentó un comportamiento “menos activo” archivo ec

Galicia registró un crecimiento del 3,7% a finales de 2016, según el indicador Abanca Foro de Coyuntura Económica, que muestra una aceleración en el último trimestre del año. El indicador, en concreto, alcanza un crecimiento interanual de la actividad económica del 3,7% hasta el mes de noviembre. 
Este incremento, según explica el Foro Económico de Galicia, responde al “tirón” de la cifra de negocios del sector servicios, del industrial y de las ventas del comercio. El análisis de datos lo elaboró el equipo de investigadores del Foro en colaboración con el departamento de planificación y estudios de Abanca.
El crecimiento de la actividad económica de Galicia (de noviembre de 2015 hasta noviembre de 2016) se refleja en “una mejora de la cifra de trabajadores afiliados a la Seguridad Social y en el índice de producción industrial”, apunta.
Entre las actividades que presentan un comportamiento “menos activo” están la producción de automóviles, la cifra de importaciones de bienes y el transporte marítimo de mercancías.
El 3,7% de crecimiento de la actividad (noviembre 2015-noviembre 2016) es el mejor dato de aceleración económica en los últimos ocho años, una décima mejor que el dato alcanzado en octubre y tres décimas mejor que en agosto. El indicador permite anticipar con datos reales de la actividad económica la cifra de crecimiento económico representada por el PIB (producto interior bruto), que no se conocerá hasta dentro de dos meses.
Por otro lado, el Banco de España estima que el aumento de la incertidumbre externa e interna sobre la economía española en 2016 habría restado cuatro décimas el crecimiento del PIB, así como un punto porcentual al aumento del consumo y 2,4 puntos porcentuales al incremento de la inversión privada. En un documento publicado el jueves, la autoridad monetaria realiza este cálculo comparando los indicadores sintéticos y europeos de incertidumbre registrados en 2016 y los que hubieran sido de mantenerse la incertidumbre en los niveles observados en el cuarto trimestre de 2015.
Indica que una “parte significativa” del efecto macroeconómico del aumento de la incertidumbre durante el año pasado tuvo un origen externo a la economía española. De hecho, descontando las fuentes externas de incertidumbre en 2016, la incertidumbre generada únicamente por España solo habría restado una décima al crecimiento del PIB y del consumo, y dos décimas al incremento de la inversión.
En cuanto al inicio de 2017, advierte de que la economía española se está desenvolviendo en un escenario de “elevada incertidumbre”, al igual que en la mayor parte del año pasado, asociada en gran medida a eventos geopolíticos, como los resultados de los referéndums celebrados en Italia sobre la Constitución y  en el Reino Unido sobre su salida de la UE, así como a la victoria de Donald Trump en EEUU. n

Comentarios