lunes 18.11.2019

El Foro Económico garantiza que no existe un riesgo de recesión en Galicia

Laxe censura la “beligerancia” del Banco de España, que se “equivocó” al anunciar un frenazo

El economista Fernando González Laxe | archivo ec
El economista Fernando González Laxe | archivo ec

El coordinador del Foro Económico deGalicia, Fernando González Laxe, descartó ayer un riesgo de recesión en Galicia, vinculó el incremento del consumo que se registró en el último trimestre de 2018 en la comunidad con el aumento de los salarios y de las pensiones, y censuró que el Banco de España “se equivocó” al anunciar un frenazo de la economía, en una actitud que definió como “beligerante”.

En la presentación en Santiago del Informe de coyuntura socioeconómica, González Laxe explicó que en el cuarto trimestre del año 2018, el PIB gallego creció un 2,6%, de modo que cerró el año con un crecimiento medio interanual del 2,8%, cuatro décimas menos que el año precedente.

Pero, pese a esto, el Foro concluye que “no hay un desplome”, sino una “reducción y una desaceleración suave”, con lo que “no hay riesgo de recesión” y hace un llamamiento a la “tranquilidad”, porque esta evolución se enmarca en un contexto internacional de “frenazo” en la mayor parte de los países y de “tensiones comerciales”. En este marco, Laxe lamentó que haya “muchos posicionamientos beligerantes por parte de organismos, de empresarios, de sindicatos y de economistas”, en los últimos meses ante el incremento de los salarios. 

Frente a estas posturas, “el Foro se limita a seguir los datos publicados”, que revelan que a “diferencia de los trimestres anteriores, ha sido la demanda interna” la que ha servido de palanca para el crecimiento y, en concreto, la “inversión y el consumo privado”.

Alarmas sin sentido
“Si esto es así, aquellas llamadas alarmistas del Banco de España no tenían sentido, se equivocaron, el consumo privado nace por un incremento de los ingresos de los hogares”, concluye.

“Por tanto, la subida de salarios o de pensiones ha servido para estimular el consumo, no para frenar la economía sino para mantenerla”. A esto se sumaría que la inversión privada en Galicia ha aumentado “más que nunca”, lo que pone de manifiesto que el contexto internacional no ha hecho mella en el estado de los consumidores.

En cambio, lo que se comportó mal en el último trimestre, según el Foro, son las exportaciones, con una fuerte caída, en lo que respecta tanto a los sectores básicos como a los emergentes. Y aquí Fernando González Laxe criticó que las “ayudas industriales públicas o las orientaciones estratégicas desde determinadas consellerías no están dando resultado obtenido”.

Remarcó que “si no aumentaran los ingresos, es decir, el salario mínimo y los salarios, y las pensiones, es difícil que hubiera un incremento del consumo”, en especial, puntualizó, en lo referente a las prestaciones, porque ante “un ingreso adicional” se tiende a consumir. Aunque admitió que hay “posiciones distintas y divergentes” en términos teóricos y económicos, subrayó que los datos reflejan que un aumento de los sueldos favorece un aumento del consumo. A largo plazo, en cambio, no se podría valorar, puesto que en algunos países la evolución ha sido positiva, como en EEUU o Francia, y en otros, negativa.

Mientras, la tasa de paro en Galicia descendió hasta el 13,3%, el porcentaje más bajo desde el año 2010 (15,3%), si bien por sexto año consecutivo el mercado de trabajo gallego presenta una caída de la población activa.

A diferencia de lo sucedido en el conjunto del Estado, en donde la población activa rompe su tendencia descendiente iniciada en 2013, la población activa gallega se reduce en el último año en casi cinco mil personas, para situarse en 1.243.500 personas, una caída del 0,4 por ciento.

Comentarios