miércoles 5/8/20

El FMI pide a España que endurezca la reforma laboral para atajar el paro

La moderación salarial alentada por la reforma del mercado laboral acometida en España en 2012 evitó la pérdida de casi otro millón de empleos, una cifra prácticamente equivalente a la de los puestos de trabajo generados por la economía española

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde	REUTERS/Ruben Sprich
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde REUTERS/Ruben Sprich

La moderación salarial alentada por la reforma del mercado laboral acometida en España en 2012 evitó la pérdida de casi otro millón de empleos, una cifra prácticamente equivalente a la de los puestos de trabajo generados por la economía española entre 2014 y 2015, según señala el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su último informe anual sobre España, donde subraya la necesidad de no dar marcha atrás en las medidas ya aplicadas y perseverar en la corrección de desequilibrios como la dualidad del mercado de trabajo y las altas tasas de desempleo, principalmente entre jóvenes y parados de larga duración.
“En ausencia del ajuste salarial facilitado por la reforma, otros 900.000 empleos adicionales se habrían perdido, básicamente compensando la creación neta de puestos de trabajo observada entre 2014 y 2015”, señala el Fondo Monetario Internacional, que considera, además, que si una flexibilidad salarial similar a la apreciada tras la reforma hubiese prevalecido entre 2008 y 2012, “podría haberse evitado” la pérdida de 2 millones de empleos y el aumento de 8 puntos porcentuales de la tasa de paro.
En su análisis, el FMI defiende que la reforma del mercado laboral de 2012 en España “ha apoyado la moderación salarial y contribuido al repunte de la creación de empleo”. Asimismo, la institución considera que dicha reforma también ha estimulado la contratación al elevar la probabilidad de pasar del paro a un empleo indefinido y reduciendo la probabilidad de despido de los trabajadores con contrato temporal. El FMI propone la introducción de un contrato único de duración indefinida cuya indemnización por despido se incremente gradualmente a lo largo del tiempo y que podría coexistir con otros contratos que darían respuesta a las necesidades específicas y costes de formación de sectores con elevada temporalidad como el turismo o la agricultura. Como alternativa a este contrato único, el Fondo plantea la introducción gradual en el mercado laboral español del modelo de mochila austriaca, que permitiría a los trabajadores trasladar de un empleo a otro los derechos de indemnización por despido independientemente de los tipos de contrato bajo los que se preste servicio.
Por otro lado, el FMI confirmó sus últimas previsiones de crecimiento para la economía española, que después de crecer un 3,2% en 2016, se expandirá a un ritmo del 2,3% este año y del 2,1% en 2018, aunque advirtió de que los riesgos para estas perspectivas “se inclinan a la baja”, principalmente por el impacto potencial de factores externos, incluyendo el débil crecimiento de las economías desarrolladas, una significativa desaceleración de los emergentes o la incertidumbre que rodea las negociaciones sobre el Brexit y el auge del proteccionismo.
Además, la institución ve factible que España cumpla el objetivo de déficit en 2017 sin medidas adicionales, pero recomienda al Gobierno en el medio plazo acometer subidas de impuestos como el IVA más que llevar a cabo ajustes del gasto.

Comentarios