lunes 21.10.2019

Fitch sube la nota de Abanca a largo plazo y la sitúa en grado de inversión

Reconoce el continuo buen desempeño que ha mostrado la entidad desde su lanzamiento en 2014

El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, y el presidente de la entidad, Juan Carlos Escotet | archivo ec
El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, y el presidente de la entidad, Juan Carlos Escotet | archivo ec

La agencia de calificación Fitch Ratings elevó la nota a largo plazo de Abanca un escalón, de BB+ a BBB-, lo que supone situar a la entidad financiera en la categoría de grado de inversión. Así, el banco gallego entra en el grupo de entidades calificadas con grado de inversión por Fitch, entre las que se encuentran los principales bancos nacionales.

La agencia ha reconocido el continuo buen desempeño que ha venido mostrando Abanca desde su lanzamiento en 2014. En concreto, Fitch reconoce que “la generación de ingresos ha mejorado estructuralmente impulsada por el crecimiento del crédito y el mayor volumen de productos fuera de balance”.

Además, Fitch Ratings basa su decisión en la mejora de la calidad de los activos de Abanca, su sólida posición de capital y liquidez, y el fortalecimiento de su franquicia. La agencia también valora las recientes adquisiciones de Deutsche Bank Portugal y Banco Caixa Geral, en la medida en que contribuirán a diversificar y reforzar la capacidad de generación de ingresos.

Abanca inicia 2019 en la misma línea de mejora de calificaciones seguida a lo largo de todo el pasado ejercicio. A la acción anunciada ayer por Fitch Ratings se une la mejora en la calificación de las cédulas hipotecarias comunicada el lunes por S&P, que las situó en la máxima nota posible. En reconocimiento de su buena evolución, el banco recibió en 2018 un total de ocho acciones positivas por parte de las cuatro agencias que lo califican. Tras esta acción, Abanca cuenta ya con dos ratings en grado de inversión entre las cuatro agencias reconocidas por el Banco Central Europeo.

Por otro lado, Abanca, Kutxabank, Bankinter y el BBVA son las cuatro entidades que obtuvieron las mejores puntuaciones en el examen que la firma estadounidense de consultoría financiera Alvarez & Marsal ha realizado a la banca española con datos del cuarto trimestre de 2018. 


El examen, que mide indicadores como el crecimiento, la solvencia, la eficiencia, el riesgo, la rentabilidad y el capital de doce entidades españolas, refleja que siete bancos han mejorado su puntuación gracias al impulso en la rentabilidad y a la menor exposición al riesgo, mientras que Ibercaja es el único que ha visto mermada su calificación. 


El informe, en el que 1 es la mejor puntuación y 5, la peor, atribuye al sector una calificación media de 2,3 puntos. Por entidades, Abancalogró un 1,6; Kutxabank, un 1,9; y Bankinter y el BBVA, un 2 cada una.  También mejoraron su puntuación CaixaBank (2,3), Liberbank (2,3), Unicaja (2,4) y Banco de Crédito Social Cooperativo (2,6), mientras que el Santander la mantuvo en un 2,3, Bankia en un 2,4, y el Sabadell, en un 2,5.

 

Comentarios