domingo 25/10/20

El fiscal califica de “depredadora” la actitud de los acusados al usar de forma ilegal las tarjetas black

El fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón calificó ayer de “actitud primitiva y depredadora” la llevada a cabo por los 65 usuarios de tarjetas black en Caja Madrid y Bankia durante la exposición

Rodrigo Rato y Miguel Blesa, durante una de las sesiones del juicio por las tarjetas black	archivo ec
Rodrigo Rato y Miguel Blesa, durante una de las sesiones del juicio por las tarjetas black archivo ec

El fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón calificó ayer de “actitud primitiva y depredadora” la llevada a cabo por los 65 usuarios de tarjetas black en Caja Madrid y Bankia durante la exposición de sus conclusiones definitivas del caso e insistió en que los plásticos no podían entenderse como complemento retributivo porque lo prohibían, entre otras normas, los estatutos de la caja extinta.
Para el fiscal, lo ocurrido en la entidad puede resumirse en una frase que el exdirector financiero de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj dijo al presidente Miguel Blesa en un correo de 23 de febrero de 2005: “Disfrutemos ahora por si algún día llegan las vacas flacas”. Precisamente, culpó a Blesa y a Rodrigo Rato de “perfeccionar el sistema de actuación” de unas tarjetas “claramente ilegales”. De Rato dijo que perdió una “muy buena” oportunidad de poner fin al sistema de visas cuando se constituyó Bankia y, lejos de ello, llevó el procedimiento a la nueva entidad para sortear los límites salariales recogidos en el Real Decreto 2/2012 que establecía que el salario máximo de directivos de la banca con ayudas públicas era de 600.000 euros.
También denunció que con Blesa se incrementa el importe mensual de las tarjetas a límites anuales de 25.000 euros “muy lejos” de los 600 euros mensuales estipulados en la época de Jaime Terceiro, bajo cuyo mandato nacen las visas en mayo de 1988. “El concepto primigenio se fue envileciendo y algo así nos han dicho acusados como Espinar, Recarte, Azcona o Valenciano, que han manifestado que Ángel Montero (exsecretario general de Caja Madrid) les hablaba de prudencia y que con Enrique De La Torre (su sucesor) había más libertad”, dijo.

Comentarios