sábado 24/10/20

Feijóo vuelve a reivindicar que la fusión de las cajas gallegas fue la opción correcta

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, volvió a reivindicar ayer la fusión de Caixa Galicia y Caixanova puesto que, el resultado, es, dijo, una entidad bancaria con sede en Galicia

Julio Fernández Gayoso saluda a la presidenta de la comisión de la crisis financiera, Ana Oramas | j.j. guillén (efe)
Julio Fernández Gayoso saluda a la presidenta de la comisión de la crisis financiera, Ana Oramas | j.j. guillén (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, volvió a reivindicar ayer la fusión de Caixa Galicia y Caixanova puesto que, el resultado, es, dijo, una entidad bancaria con sede en Galicia (en referencia a Abanca) y con 5.000 trabajadores, y celebró que “por fin queda claro” que “había directivos” que no querían que se llevase a cabo esta operación.

Así lo dijo tras el Consello de la Xunta y un día después de que el expresidente de la entidad resultante de la fusión de las cajas gallegas –Novacaixagalicia–, Julio Fernández Gayoso, asegurase que el Banco de España pensaba “exactamente lo mismo” que él sobre la unión de las entidades –Caixanova y Caixa Galicia–, que “era la peor de las opciones posibles”. “Había directivos que preferían que las cajas se desvaneciesen. Por fin queda claro que esta era una propuesta”, advirtió s el mandatario autonómico en la rueda posterior al Consello, en la que añadió que si se hubiesen producido fusiones con otras entidades de otras comunidades se hubiesen “disuelto en el entramado de Bankia” o “en otras cajas mediterráneas”.

“Ya sé que había directivos que preferían que las cajas se desvaneciesen y se fusionaran con entidades de fuera. Por fin queda claro definitivamente que esto era una propuesta”, apostilló Feijóo, después de que Gayoso dijese este martes que la fusión de Caixa Galicia y Caixanova “era la peor de las opciones posibles”.
Además, el que fuera dirigente de entidad fusionada gallega aseguró, en la comisión de investigación de la crisis financiera del Congreso de los Diputados, que en Galicia “no había más opción que la fusión intrarregional” y “no estaba permitido” que se fusionasen con entidades de otras comunidades.

“Due diligence”
Feijóo defendió que la Xunta pidió una “due diligence” a KPMG y que, sobre la base de este documento, “se adoptó un posicionamiento”, el de la fusión de las cajas gallegas, que contó “con el acuerdo mayoritario del Parlamento”, con el acuerdo del PP y BNG.

“Salvo el PSOE que gobernaba en Madrid y los socialistas de la Cámara autonómica, todos estábamos interesados en mantener una entidad financiera en Galicia. Y el estudio encargado, con los planteamientos que estaban vigentes en aquel momento por parte del Banco de España posibilitaba el hecho de tener una entidad financiera radicada en Galicia”, apostilló Feijóo en relación a la fusión interna en la comunidad gallega.
Para el mandatario autonómico, el “tiempo da la razón” al resultado del estudio encargado por la Xunta, es decir, que “ninguna podía ir por separado” y que “la posibilidad de fusionar las cajas con entidades foráneas, que era propuesta del PSOE y de algún directivo de alguna caja, suponía que Galicia dejaba de tener entidad financiera y que no habría servicios centrales en Galicia”.

Sin embargo, Feijó también quiso destacar que Galicia cuenta hoy en día, en referencia a Abanca –el banco resultado de la caja fusionada–, con “servicios centrales” y “sede en Galicia”, así como con 5.000 personas trabajando en la entidad.

Comentarios