miércoles 28/10/20

La eurozona ya asume que Grecia puede entrar en suspensión de pagos

Los socios de la zona del euro han discutido la posibilidad de que Grecia entre en suspensión de pagos si el Gobierno encabezado por Alexis Tsipras no toma medidas para evitarlo, confirmaron ayer fuentes europeas.
 

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, con su esposa, Danae Stratou	efe
El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, con su esposa, Danae Stratou efe

Los socios de la zona del euro han discutido la posibilidad de que Grecia entre en suspensión de pagos si el Gobierno encabezado por Alexis Tsipras no toma medidas para evitarlo, confirmaron ayer fuentes europeas.
La posibilidad de que el país entre en suspensión de pagos “fue mencionada como uno de los escenarios que pueden pasar si todo va mal, como sería en el caso de que el Gobierno griego no hiciera nada”, durante la reunión del llamado Grupo de Trabajo del Euro el próximo jueves, indicaron.
En cualquier caso, añadieron, “no es en el que se está trabajando”, al tiempo que declinaban dar más detalles sobre a qué tipo de medidas se habría aludido en este encuentro de los números dos de los ministros de Finanzas y de Economía de la zona del euro en Bratislava, en el caso de que hubiera un impago.
Las fuentes recalcaron, no obstante, que esta mención a un impago no es equivalente a una salida de Grecia del euro.
El país, que afronta una acuciante asfixia financiera, anunció la pasada semana su decisión de agrupar los pagos pendientes al Fondo Monetario Internacional (FMI) para junio, que suman 1.600 millones, y dejar su pago hasta el día 30 de este mes.
Ese mismo día expira la prórroga de cuatro meses del segundo rescate que se concedió a Grecia a cambio de que el país preparara una lista de reformas exhaustiva que se comprometiera a aplicar, consensuada con sus socios de la zona del euro y las instituciones acreedoras.
A veinte días de que expire el plazo, las partes mantienen aún importantes diferencias sobre la lista de reformas, según confirmaron tanto el FMI como la Comisión Europea, y los socios han urgido a Atenas a que presente propuestas “serias y sólidas”, según fuentes europeas.
Un acuerdo permitiría desbloquear los 7.200 millones de euros pendientes del rescate, lo que supondría un balón de oxígeno para las arcas helenas.
El Grupo de Trabajo del Euro es el encargado de hacer los preparativos para las reuniones de los ministros de Finanzas y Economía del euro, el Eurogrupo, que volverá a encontrarse el próximo jueves en Luxemburgo en una cita en la que se prevé que Grecia acapare la agenda.
Mientras, el primer ministro Alexis Tsipras viajará hoy a Bruselas para presentar nuevas propuestas de acuerdo a los representantes de las instituciones y tratar de dar un empuje a las negociaciones, que fuentes gubernamentales consideraron “más cerca que nunca de un acuerdo”.
“El equipo griego está dispuesto a presentar contrapropuestas con el fin de salvar las diferencias restantes, según lo acordado en las reuniones del primer ministro en Bruselas, tanto con los líderes de Alemania y Francia como con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker”, afirmaron fuentes del Ejecutivo heleno.
Apuntaron que la “valoración” que hace el Gobierno “es que estamos más cerca que nunca de un acuerdo, ya que la diferencia en el superávit primario es de solo el 0,25%”, por lo que destacaron que ahora se necesita “voluntad política” y “comprensión mutua”.  “No podríamos imaginar que los líderes políticos condujesen a Europa a la división por una diferencia tan pequeña y perseveraran en que no se aplique a Grecia el marco institucional para la negociación colectiva, en vigor en la mayoría de países europeos”, destacaron.

Comentarios