martes 20.08.2019

Escotet cree que la economía española puede rozar el 3% de crecimiento este año

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, aseguró que la economía española puede “perfectamente” rozar el 3 por ciento de crecimiento este año, al apoyarse en el aumento de la ocupación

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet | Lavandeira jr (efe)
El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet | Lavandeira jr (efe)

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, aseguró que la economía española puede “perfectamente” rozar el 3 por ciento de crecimiento este año, al apoyarse en el aumento de la ocupación y en la reducción del desempleo, además de en la corrección de desequilibrios, en el saneamiento de las cuentas públicas y en el desapalancamiento de las familias y empresas.

En unas jornadas sobre la inversión en España, Escotet también aludió a que la inversión extranjera en el país, que ha crecido un 60% desde el año 2012, supone un 5,7% de la inversión total mundial, cuando la economía española solo supone el 1,6% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, lo que supone una mayor proporción de capital extranjero respecto al tamaño de su economía.

Entre el resto de los factores que explican la prolongación del crecimiento del PIB en torno al 3% para este año, el presidente de Abanca mencionó el impacto que ha tenido en la competitividad la reducción de los costes laborales en las sucesivas reformas acometidas por los últimos Gobiernos, que han permitido mejorar la productividad, según sus datos, un 14,7 por ciento y aumentar las exportaciones un 8,9 por ciento.
Sin embargo, uno de los puntos negativos a los que todavía tiene que hacer frente la economía española, según Escotet, es la baja inversión en Investigación y Desarrollo (I+D), que en España solo supone el 1,19% del PIB, frente al más del 2% de media que se aporta en la Unión Europea, por lo que urgió a aumentar las partidas presupuestarias destinadas a la innovación para continuar atrayendo inversión extranjera.

Globalización
En lo que concierne al resto del mundo, Escotet calificó la globalización como un “proceso imparable”, además de ser un “motor de crecimiento y desarrollo” en un momento en el que el proteccionismo está “en mínimos de 2008” pese a las medidas arancelarias impuestas por Estados Unidos al acero y al aluminio.

El acto, celebrado en Madrid, también contó con la presencia de la presidenta de Siemens en España, Rosa García, quien destacó los costes fiscales, como los relativos a la electricidad, y la burocracia, como los principales problemas que tiene el país para atraer inversión extranjera.

Según García, las inversiones de las grandes multinacionales, como la compañía que ella preside, se deciden con arreglo a distintos factores como el capital humano, las infraestructuras o los costes. Sin embargo, mientras que en los dos primeros España ocupa una buena posición en relación al resto de economías competidoras, los factores de costes y de burocracia son “peores que en otros países”.

El vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Pablo Lázaro, también asistente a la jornada, destacó la amenaza comercial procedente de China e India, la inestabilidad política en la Unión Europea, la próxima subida de tipos de interés, la guerra comercial desencadenada por Donald Trump, los precios del petróleo, el efecto del Brexit y la crisis política en Cataluña como los riesgos más importantes que podrían incidir en la inversión extranjera en España.


Por último, la directora de la oficina económica del presidente del Gobierno, Eva Valle, aseguró que el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estados permitirá cumplir con los objetivos de déficit, consolidar la confianza e invertir en mejoras de la productividad para seguir atrayendo inversión extranjera.

Comentarios