sábado 19/9/20

El Gobierno tomará medidas contundentes ante la expropiación de YPF por Argentina

El Gobierno condenó ayer la decisión “hostil” y “arbitraria” de las autoridades argentinas de expropiar YPF y anunció que adoptará medidas “claras y contundentes” en defensa de los intereses de Repsol y de todas las empresas españolas en el exterior.
Fernández de Kirchner anuncia la expropiación de la petrolera	efe
Fernández de Kirchner anuncia la expropiación de la petrolera efe

El Gobierno condenó ayer la decisión “hostil” y “arbitraria” de las autoridades argentinas de expropiar YPF y anunció que adoptará medidas “claras y contundentes” en defensa de los intereses de Repsol y de todas las empresas españolas en el exterior.

Esta posición del Ejecutivo ante la toma de control de YPF por parte del Gobierno argentino fue expuesta en una comparecencia en el Ministerio de Asuntos Exteriores del titular de este departamento, José Manuel García Margallo; el de Industria, José Manuel Soria, y el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz.

Para el Ejecutivo español, según García Magallo, esta medida de las autoridades argentinas rompe el clima de cordialidad y amistad que ha presidido las relaciones entre ambos países.

Por su parte, Soria señaló que se trata de una decisión hostil contra Repsol y, por tanto, contra España y contra el Gobierno español. De ahí que anunciase que las medidas que adoptará el Gobierno en los próximos días serán “claras y contundentes” y asegurase que ya se está trabajando en ellas.

Grave situación > Pese a entender que Argentina ha roto las reglas del diálogo, Soria confió en que este “clarísimo gesto de hostilidad” no sea “el principio de una escalada que solo contribuiría a agravar más una situación ya de por sí grave”.

Los ministros de Exteriores e Industria comparecieron ante la prensa tras la reunión de urgencia que mantuvieron en el Palacio de la Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para analizar la situación creada con la decisión del Ejecutivo argentino de expropiar YPF.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, envió ayer al Congreso el proyecto de ley que expropia el 51% del patrimonio de la petrolera YPF, controlada por la española Repsol, lo que provocó también la inmediata reacción de la Comisión Europea.Desde Bruselas, el portavoz europeo de Comercio, John Clancy, señaló que “una expropiación por parte del Gobierno argentino enviaría una señal muy negativa a inversores, nacionales e internacionales y podría dañar seriamente el clima de negocios” en el país suramericano.

La cotización de las acciones de la petrolera fue suspendida en la Bolsa de Buenos Aires en cuanto se conoció la decisión del Ejecutivo argentino, cuando perdían un 2,44% en la jornada de ayer.

En un acto celebrado ayer en la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino, se dio a conocer la decisión de enviar al Congreso el proyecto de ley que expropia la mayoría de las acciones de YPF y que declara de “interés público nacional” el sector de hidrocarburos. De las acciones expropiadas, el 51 por ciento pasarán a estar bajo control del Estado y el 49 por ciento restante se distribuirán entre las provincias, de acuerdo con el proyecto de ley. La mandataria dijo ayer que su propuesta intenta poner fin a “una política de vaciamiento” de YPF. “De proseguir la política de vaciamiento, con no producción y no exploración, prácticamente nos convertiríamos en un país inviable, no por falta de recursos sino por políticas empresariales”, subrayó Fernández de Kirchner.

Además, funcionarios del Gobierno argentino encabezados por el subsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación de Argentina, Roberto Baratta, obligaron ayer a abandonar la sede de YPF a los directores ejecutivos españoles y argentinos.

Baratta, que hasta ayer era el único representante del Estado argentino en el directorio de YPF, se presentó con una lista de directores ejecutivos que, según el Gobierno, deben renunciar, y ordenó cambiar la seguridad del edificio.

Por su parte, México espera que España le informe de las medidas que desea que adopte ante el G-20, que el país americano preside, tras la decisión argentina de expropiar YPF.

Comentarios