viernes 4/12/20

Las discrepancias sobre las primarias y el Senado frenan la negociación del PP y Ciudadanos

El PP y Ciudadanos terminaron en solo dos horas la reunión de ayer en la que empezaron a debatir asuntos relativos a regeneración y lucha contra la corrupción. La reforma del Senado y la elección de los candidatos.

Un momento inicial de la reunión entre ambos equipos negociadores
Un momento inicial de la reunión entre ambos equipos negociadores

El PP y Ciudadanos terminaron en solo dos horas la reunión de ayer en la que empezaron a debatir asuntos relativos a regeneración y lucha contra la corrupción. La reforma del Senado y la elección de los candidatos por primarias fueron dos de los temas que estuvieron encima de la mesa, pero sobre los que ambos partidos no llegaron a un acuerdo y constataron sus discrepancias.
Pese a que el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, había pronosticado una tarde “larga”, las delegaciones se levantaron de la mesa a las 18.30 horas, solo dos horas después de comenzar. Eso sí, los negociadores siguieron trabajando por separado con el compromiso de ir cruzándose borradores durante el resto de la jornada. Los dos partidos dedicaron casi dos días a los asuntos relativos al crecimiento económico, la competitividad y el empleo, y ayer empezaron con las medidas sociales con idea de dedicar la tarde al capítulo de “Transparencia, regeneración y lucha contra la corrupción”, donde deben concretarse las seis condiciones que Albert Rivera puso para sentarse a negociar con Rajoy.
Según fuentes de la negociación, uno de los asuntos tratados ha sido el futuro del Senado, donde el PP rechazó la idea de Ciudadanos de suprimirlo. Lo que sí aceptan es promover una reforma de la institución para convertirlo realmente en una Cámara de representación territorial. También se habló de las primarias, que Ciudadanos quiere extender a todos los partidos vía reforma legal. El PP está dispuesto a introducir reformas en la ley de partidos que garanticen una mayor participación de los afiliados en los procedimientos internos, pero siempre respetando la autonomía de las formaciones políticas.
Quedan también pendientes las reformas para el fortalecimiento institucional y modelo territorial, donde habrá que decidir si se apuesta o no por una reforma de la Constitución de 1978, y el bloque de “España en Europa y en el mundo”, un bloque que no estaba en el guión inicial de la semana pasada pero que se ha decidido añadir al hilo de desafíos como el Brexit o la crisis de refugiados.
El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, dejó patente la “preocupación” e incluso cierta “consternación” por la marcha de las negociaciones con el PP para la investidura de Mariano Rajoy, pues considera que los populares muestran una “falta de voluntad política” para concretar compromisos y acometer reformas. En concreto, Girauta ve con “preocupación” que el PP no acaba de poner cifras ni plazos a compromisos en materia social. “No hay manera de concretar ni de comprometer cantidades”, se quejó.
Mientras, el PP quiso lanzar un “mensaje de tranquilidad” pues considera que no hay motivo para la ruptura con Ciudadanos, pese a que esta formación política haya lanzado un aviso al no ver voluntad política para acometer reformas de calado. El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, aseguró que “el PP no está preocupado, sino ocupado en acercar posturas y conseguir el mayor nivel de acuerdo”.

Comentarios