domingo 20.10.2019

El Congreso mantiene que la banca pague el impuesto de la hipoteca

La norma elimina las cláusulas suelo y es más exigente con el inicio del procedimiento de desahucio

Manifestación contra la sentencia del Supremo que atribuye al cliente el pago del impuesto hipotecario | archivo ec
Manifestación contra la sentencia del Supremo que atribuye al cliente el pago del impuesto hipotecario | archivo ec

La hipoteca para la primera vivienda quedará grabada con el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que pagarán los bancos, tal como aprobó el Congreso con el voto de todos los grupos parlamentarios –incluido el Partido Popular, que había propuesto la eliminación del impuesto– salvo Ciudadanos. 

El PP había introducido en el Senado, donde tiene mayoría, la enmienda para eliminar el IAJD –que en el pasado pagaban los clientes y que, por decisión del Gobierno, pasó a asumir la banca–, pero la modificación debía ser votada de nuevo ayer por el Pleno del Congreso. 

Finalmente, la enmienda del PP fue rechazada por 302 votos (incluidos los del propio grupo popular) y solo cosechó 31 votos a favor, los de Ciudadanos. 

Con este trámite, el Congreso aprueba la nueva Ley Hipotecaria, una de las normas económicas más importantes que ha sacado adelante el Gobierno de Pedro Sánchez, que añade elementos de protección al consumidor y equilibra el reparto de los gastos que conlleva la constitución de un crédito hipotecario entre el banco y el cliente.  En virtud de una de las enmiendas aprobada ayer, finalmente la Ley entrará en vigor a los tres meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado. 

La nueva norma es el resultado de la transposición de una directiva europea que va con casi tres años de retraso, por el que la Comisión Europea amenazaba a España con una multa de más de 100.000 euros diarios. 

Además del IAJD, los bancos deberán pagar las primeras copias del notario, los gastos del registro y los de la gestoría, mientras que el cliente abonará las segundas copias del notario y los gastos de tasación.  La norma elimina las cláusulas suelo y es más exigente con el inicio del procedimiento de desahucio, que solo podrá comenzar si hay 12 cuotas impagadas o el 3 por ciento del capital prestado en la primera mitad de la vida del préstamo, o 15 cuotas o el 7% en la segunda mitad del crédito. 

En la redacción final de la Ley, las comisiones de amortización anticipada bajan a la mitad para las hipotecas de tipo fijo (2 por ciento durante los 10 primeros años y 1,5% a partir de este período), mientras el cliente deberá elegir el tipo de amortización a tres o cinco años cuando su hipoteca sea a tipo variable, cuyas comisiones serán del 0,25% o del 0,15%, respectivamente.

Comentarios