Las cofradías gallegas alertan de que los amarres a causa del precio del gasóleo se extenderán por España

Una embarcación permanece amarrada en el puerto de Burela | aec

La Federación Nacional de Cofradías de Pescadores aboga por extender el amarre de la flota pesquera a todo el Estado ante la escalada de precios en el gasóleo, que lleva a una situación “inviable” al sector pesquero.


Ayer, jornada en la que la cofradía de Celeiro inició un amarre parcial por la subida del precio del carburante derivado de la guerra de Ucrania, el presidente de la federación estatal y responsable de la Cofradía de Burela vaticinó que el resto del sector seguirá los pasos de los pescadores de Celeiro.


“Se va a producir el amarre de la flota (pesquera) española, porque el gasóleo es un gasto importante dentro del gasto general de un barco de pesca y la situación, a día de hoy, es inviable”, aseveró.


“Hasta ahora íbamos al mar y lo que sacabas del pescado llegaba para los gastos que tienes, pero ahora ya tienes que poner dinero de tu bolsillo y no hay dinero”, incidió el armador burelés.


Advirtió de que los amarres no son ya una posibilidad, sino una obligación. “En Italia ya se hace desde el lunes con toda la flota y en España va a ocurrir lo mismo”, apostilló.


Otero recordó que la Federación Nacional de Cofradías solicitó el pasado una reunión urgente con el ministro de Pesca, Luis Planas, que todavía no fue respondida.


“Todavía no nos han respondido. Ayer (por el lunes) le mandamos datos del precio del combustible a la Secretaria General de Pesca después de que nos los pidieran. Estamos muy preocupados”, confesó.


Otero calculó que el precio del gasoil “está 70 céntimos más caro que el año pasado” puesto que en 2021 se pagaba a 36 céntimos (el litro de gasóleo) y el precio en la mañana del lunes alcanza “en algún surtidor” los 1,11 euros el litro.


La petición de la reunión urgente con el ministro fue realizada tanto por la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP) como por la Confederación Española de Pesca (Cepesca), a través de sendos escritos dirigidos y ante unas previsiones que no auguran moderaciones a corto plazo, informaron en un comunicado.


En las misivas, ambas organizaciones transmiten a Planas la preocupante tendencia al alza del precio del gasoil, que representa más del 40% de los costes de explotación de la actividad pesquera, durante los últimos meses y que hace inviable la continuidad de la actividad.


A todo ello, añade el sector en las cartas, hay que sumar la difícil coyuntura económica que está provocando el aumento de los precios del gas y de la electricidad, de las materias primas, de los gastos logísticos, la inflación y el incremento de los impuestos y de las cotizaciones sociales.


La FNCP y Cepesca trasladaron a Planas la preocupación de los pescadores del sector que, en algunos casos, comienzan a no vislumbrar más salida a la situación que la paralización de la actividad de sus barcos si la situación no se revierte.


De esta forma, reclaman “soluciones urgentes” por parte de la Administración para no precipitar un amarre por el coste inasumible en la explotación diaria. 

Las cofradías gallegas alertan de que los amarres a causa del precio del gasóleo se extenderán por España

Te puede interesar