sábado 5/12/20

Una de cada dos empresas familiares aumentó sus ventas y su plantilla desde el pasado julio

Una de cada dos empresas familiares aumentaron su facturación e incrementaron su plantilla en los últimos seis meses, según el Barómetro de la Empresa Familiar elaborado por la consultora KPMG.

Un librero coloca varios artículos en el escaparate de su negocio	EFE/Juan Carlos Cárdenas
Un librero coloca varios artículos en el escaparate de su negocio EFE/Juan Carlos Cárdenas

Una de cada dos empresas familiares aumentaron su facturación e incrementaron su plantilla en los últimos seis meses, según el Barómetro de la Empresa Familiar elaborado por la consultora KPMG.
Así, el 56 por ciento de las empresas familiares españolas vio aumentar su facturación en el último semestre de 2014, frente al 26% de un año antes, mientras que un 46 por ciento incrementó su plantilla, 21 puntos porcentuales más que en el mismo período del año anterior.
Esta situación está en línea con los datos registrados por las empresas familiares europeas, entre las que un 48 por ciento declara haber creado puestos de trabajo en el referido período.

rentabilidad
El principal problema al que se enfrentan hoy estas empresas es la disminución de la rentabilidad, algo que revelan el 58% de las encuestadas españolas y el 47% de las europeas.
También reflejan como una dificultad la incertidumbre legal y política (el 31 por ciento) o el incremento del coste de la energía (28 por ciento).
La mayor parte de las empresas encuestadas (tres de cada cuatro) prevé realizar inversiones este año y, de estas, un 45% estarían centradas en la actividad principal de la compañía, mientras que la internacionalización y la diversificación se llevarían el 29% y 26 por ciento de las inversiones.
Entre las empresas que están considerando alguna oportunidad de inversión, el 43% quiere realizarlas en España para ampliar su cuota de mercado, mientras que entre las que optan por el exterior, eligen como destino el resto de países europeos, tanto las empresas familiares españolas como las europeas.
El segundo destino de inversión en el extranjero es Suramérica, en el caso de las empresas españolas, mientras que las europeas optan principalmente por Asia, según el informe elaborado por KPMG junto a asociaciones vinculadas al Instituto de Empresa Familiar.
El acceso a la financiación registró un punto de inflexión durante 2014, dice el estudio, ya que el 79% de las empresas familiares manifiesta no haber tenido acceso al crédito, contrariamente a lo que declaraba la mayoría hace un año (61%).
En Europa, la situación de las empresas familiares también ha variado, ya que en 2013 la mitad declaró haber registrado dificultades para financiarse, si bien la cifra bajó al 19 por ciento a mediados de 2014.

Comentarios