El boom por comprar casa provoca la mayor subida de precios desde la burbuja inmobiliaria

Una persona repasa una escritura hipotecaria | aec

El precio de la vivienda subió un 8,5% en el primer trimestre del año, en relación con el mismo periodo de 2021 en el mayor aumento registrado desde septiembre de 2007, cuando la burbuja inmobiliaria alcanzó su pico.


La vivienda nueva se encareció un 10,4% y la de segunda mano, un 8,2%, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que reflejan 32 trimestres consecutivos con precios al alza.


Desde los principales portales inmobiliarios explican que estos aumentos de precio se deben al boom por comprar que surgió hace un año a raíz de la pandemia de covid, sin que haya dado tiempo a que el mercado pueda absorber tanta demanda.


A diferencia de los tiempos de la burbuja inmobiliaria, ahora no hay exceso de producto, sino escasez de stock, señalan en el sector.


Los precios de la vivienda usada no subían tanto desde hace quince años (junio de 2007), mientras que la de obra nueva registra su mayor aumento desde el primer trimestre de 2019, un año antes de la pandemia.


Respecto al trimestre anterior, la vivienda se encareció un 2,6% –un 3,2% la de obra nueva y un 2,4% la usada–.


Según el INE, los precios no subían tanto en tasa trimestral en casi cuatro años (desde el segundo trimestre de 2018).


Por debajo de la media

Por comunidades, la vivienda fue más cara que un año antes en todas ellas, con Baleares a la cabeza del aumento de precios (12% más), seguida de Cantabria (11%), Canarias (10,9%), Andalucía (10,9%), Murcia (9,5%), Melilla (9,5%), Ceuta (9%) y la comunidad Valenciana (8,9%).


Por debajo de la media los precios subieron en Galicia (8,3%), Navarra (7,8%), Cataluña (7,7%), Aragón (7,7%), comunidad de Madrid (7,5%), La Rioja (7,3%), Asturias (7,3%), Castilla y León (7,2%), Castilla-La Mancha (7,1%), Extremadura (6,9%) y Euskadi (6,3%).


La portavoz de Fotocasa, María Matos, afirmó que “los ciudadanos han comprado tantas viviendas en un periodo de tiempo tan corto, batiendo récords desde 2007, que el mercado se ha quedado prácticamente vacío”.


Además el encarecimiento de los materiales de construcción por la guerra de Ucrania está ralentizando la oferta de obra nueva, que está “tardando mucho más de lo habitual en llegar al mercado”, según Matos, lo que aumenta el desequilibrio con la demanda y mantiene los precios al alza.


A su juicio, la demanda que busca vivienda a estrenar “tardará un tiempo en poderse atender y probablemente se mantenga la subida del precio mientras tanto”, señala en un comunicado.



No obstante, los expertos prevén que la inminente subida de tipos por parte del BCE enfríe el mercado y ralentice el dinamismo en la actividad económica, lo que también moderaría la demanda de compra de vivienda, por las condiciones menos atractivas de las hipotecas. 

El boom por comprar casa provoca la mayor subida de precios desde la burbuja inmobiliaria

Te puede interesar