viernes 27/11/20

El Banco Popular transmite a los sindicatos que iniciará un despido colectivo, pero no concreta cifras

El Banco Popular transmitió por primera vez a los sindicatos que iniciará un proceso de despido colectivo en la plantilla en el marco de su nuevo plan de optimización, si bien no concretó aún las cifras de las bajas ni cómo se articularán estas, según la representación de la plantilla. 
 

La dirección de la entidad defendió el plan de optimización como “necesario”	reuters
La dirección de la entidad defendió el plan de optimización como “necesario” reuters

El Banco Popular transmitió por primera vez a los sindicatos que iniciará un proceso de despido colectivo en la plantilla en el marco de su nuevo plan de optimización, si bien no concretó aún las cifras de las bajas ni cómo se articularán estas, según la representación de la plantilla. 
Las mismas fuentes indicaron que el banco informó por escrito esta medida durante la reunión con el comité. El portavoz del banco defendió el plan de optimización al calificarlo de “necesario” para garantizar el futuro de la entidad. Además, se comprometió a acometer estas medidas del modo “menos doloroso”, aunque alertó de que los recursos para ello son “limitados”. 
Pese a que la entidad aún no aportó cifras concretas, los sindicatos ya esperan un ERE “de calado” y las partes se citaron nuevamente el día 20 para iniciar las conversaciones. 
Fuentes presentes en la reunión informaron de que el representante del banco ni confirmó ni desmintió las cifras aparecidas en la prensa, que sitúan el ajuste de plantilla en alrededor 3.000 empleados.
En un comunicado, el banco anunció que pretende aplicar las medidas de un nuevo plan de optimización de forma acordada con los sindicatos. 
El Popular quiere transformar y adaptar las actuales estructuras territoriales de apoyo a la red comercial potenciando la acción de las oficinas con un modelo más “ágil, sencillo, eficiente y con mayor calidad y rapidez de respuesta a los clientes”.
La entidad presidida por Ángel Ron también persigue optimizar la red de sucursales adaptando la dimensión de los equipos humanos, con el objetivo de mejorar la rentabilidad del negocio y dotando a la red de sucursales de los medios técnicos adecuados. Por último, fundamenta el nuevo plan de optimización en la necesidad de redimensionar los servicios corporativos y áreas de servicios centrales ajustando las estructuras al nuevo modelo y dimensión de la red comercial. 
Para el banco, este proceso de optimización contribuirá tanto a modernizar las estructuras organizativas de la entidad para adaptarlas a la evolución de la Banca Digital como a mejorar la relación coste-beneficio del negocio, más aún en un contexto de bajos tipos de interés.
Popular lleva barajando reducir su red de oficinas y empleados desde la junta de accionistas celebrada en el mes de abril, cuando el presidente del banco, Ángel Ron, adelantó que se podría realizar un ajuste “en la medida” en que lo provocaran los cambios tecnológicos y en el caso de que las condiciones de mercado lo aconsejasen.
Entre 2001 y 2015 el Banco Popular recortó un 23,5% sus oficinas y un 17% su número de empleados, apostando, en la medida de la posible, por medidas no traumáticas, como prejubilaciones y bajas incentivadas.

Comentarios