domingo 25/10/20

El Banco de España estima que el PIB creció un 0,7% en el segundo trimestre

La economía española crecerá otro 0,7% en el segundo trimestre del año, con lo que ya encadenará cuatro trimestres consecutivos avanzando a este ritmo.

Hernández de Cos interviene durante la toma de posesión de su cargo| chema moya (efe)
Hernández de Cos interviene durante la toma de posesión de su cargo| chema moya (efe)

La economía española crecerá otro 0,7% en el segundo trimestre del año, con lo que ya encadenará cuatro trimestres consecutivos avanzando a este ritmo, según estimaciones del Banco de España recogidas en su informe trimestral sobre la economía española, publicado ayer.
La institución que gobierna ahora Pablo Hernández de Cos subraya que el dinamismo de la actividad habría continuado sustentándose en el segundo trimestre en la fortaleza de la demanda interna, con el consumo privado manteniendo “ritmos elevados de avance” por la mejora del empleo y de las rentas de los hogares.
De hecho, las previsiones del organismo apuntan hacia una aportación nula de la demanda exterior neta al crecimiento intertrimestral del PIB y a una contribución de la demanda interna de siete décimas.

Debilitamiento del consumo
No obstante, el Banco de España advierte de que en el tramo final del trimestre “podría haberse producido un cierto debilitamiento del consumo, como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo que se deriva del repunte de la inflación”.
En concreto, estima que la tasa de variación intertrimestral del gasto en consumo de las familias se habría situado en el segundo trimestre en el 0,6%, un ritmo de avance ligeramente inferior al del trimestre precedente.
En cuanto a la inversión, el organismo afirma que la realizada en bienes de equipo se habría recuperado en el segundo trimestre tras la debilidad del primero, mientras que la inversión en vivienda habría mostrado un crecimiento elevado, aunque inferior al del inicio de año.
Por su parte, la información disponible acerca de la evolución de los flujos de comercio exterior en el segundo trimestre muestra, según el organismo, una prolongación de la atonía observada en el primer trimestre.

El Banco de España señala en su informe que deben evitarse políticas presupuestarias expansivas y procíclicas y advierte de que las políticas económicas deben priorizar la continuidad del proceso de consolidación fiscal para reducir gradualmente el déficit público y la ratio de deuda pública sobre el PIB.
“La consolidación fiscal resulta necesaria para mitigar la vulnerabilidad de la economía derivada del elevado endeudamiento público actual y para recuperar la capacidad estabilizadora del presupuesto público ante eventuales perturbaciones adversas”, sostiene.
Asimismo, considera que el actual contexto macroeconómico es “particularmente propicio” para acometer las reformas estructurales pendientes y que deben encaminarse, en su opinión, a mejorar la dinámica de la productividad, a afrontar el reto del envejecimiento de la población y a reducir el paro estructural.
A medio plazo, las proyecciones más recientes publicadas por el Banco de España apuntan a una prolongación de la fase alcista del ciclo, en un contexto “en que se espera el mantenimiento del tono expansivo de las políticas de demanda y de la trayectoria favorable de la economía mundial”.

Comentarios